x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

“Selfies” ¿Absorción, obsesión, conexión social o arte del autorretrato?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Desde el punto de vista de la psicología popular y como definición de texto de divulgación abierta, el “narcisismo” es descrito como una condición “inofensiva”. Más adelante, estos mismos autores lo tipifican como: “un estado de autoestima extrema con visión de grandiosidad hacia los talentos propios con una recurrente necesidad de admiración social.

Desde el punto de vista de la psicología popular y como definición de texto de divulgación abierta, el “narcisismo” es descrito como una condición “inofensiva”. Más adelante, estos mismos autores lo tipifican como: “un estado de autoestima extrema con visión de grandiosidad hacia los talentos propios con una recurrente necesidad de admiración social. Sin embargo, desde el punto de vista psicoanalítico, esta condición es presentada en forma más seria y hasta peligrosa definiéndola como una condición auto-centrista derivada de la incapacidad de distinguir “el propio ser” de los objetos circundantes. Aspecto si bien normal en los bebés, anormal en la edad adulta llegando a ser un desorden psicosomático que puede derivar en sociopatía.

Estudios recientes demuestran que estos desórdenes de la mente relacionados con el narcisismo, han sido exacerbados (no creados) por la introducción de una tecnología que permite auto-fotografiarse (de ahí el nombre selfshot o “selfie”) con aplicaciones digitales que permiten editarse (mejorarse) y, medios digitales que propician auto-publicarse proyectándose socialmente y de manera inmediata.
Un caso muy sonado fue el del chico británico “Danny Bowman”, el cual llegó a estar tan obsesionado de auto-fotografiarse que destinaba hasta 10 horas diarias tomándose unas 200 selfie´s… ¡aparentemente buscando aquella perfecta!. En la medida en que esta condición se le fue intensificando, Danny llegó a perder hasta 20 kilos como resultado de abandonar la escuela para enclaustrarse hasta seis meses provocándose, al final, un intento de suicidio que, gracias a Dios, fuera interrumpido por la madre.

Los auto-retratos no son cosa nueva y tampoco obra de dementes, muy por el contrario, caen en el apartado de ARTE. Rembrandt, Van Gogh, Leonardo, Andy, Escher, David Hockney, Picasso, Frida Kahlo, O´Gorman y el mismo Dali y muchos artistas plásticos más. Se pintaron muchas veces. Que haya gran cantidad o pocos retratos conocidos, no quiere decir que no se hayan hecho miles de bocetos para lograrlos y, que estos estén esparcidos por todo el planeta. ¿Por qué muchas selfie´s no caen en esa categoría de arte? o, ¿si estos mismos artistas hubieran tenido la posibilidad de tomarse una selfie, se la habrían tomado? y, ¿se venderían en las galerías de subasta?.

Yo tengo muchos amigos que les encanta tomarse selfie´s. Una y otra vez lo hacen hasta que encuentran la mejor toma para subirla a Instagram, Facebook o Tuitearla. El turismo y la gastronomía en solitario son un gran disparador de sefies. Muchos de mis conocidos usan aplicaciones especiales para quitar imperfecciones. Yo mismo, al final de mis conferencias masivas de mercadotecnia en muchas ciudades, me tomo una selfie con toda la concurrencia al final del evento causando la hilaridad y la participación de todos, luego olvido la foto hasta que la descargo en mi máquina y me río a mi vez.

Recientemente los oligarcas de la empresa Twitter declararon el 2014 como el año del selfie. Según ellos, el más popular y re-visitado Tweet conteniendo una foto, fue el generado por la actriz “Ellen DeGeneres” en los Oscar de ese año dándole banderazo oficial a una tendencia que ya de por si traía velocidad haciéndola viral y mundial. Los números del Twit: 2 millones de “likes” y un retuiteado 3.3 millones. Nadie somos inmunes. Presidentes como B. Obama y P.M. D. Cameron participaron en un selfie tomada en el, ¡nada menos!, funeral de N. Mandela. ¡Sí Él los hubiera visto!

National Public Radio (NPR) de EU, transmitió el día de ayer algunas entrevistas con chicas muy dadas al selfie. El tema: “Selfie, Arte u Obsesión”. Sara Purewal, escritora de tecnología entusiasta de los selfie, y la artista plástica, Molly Soda, hablaron sobre lo que ellas veían de positivo en su hobby. Mientras Sara abordó aspectos del mejoramiento de imagen con aplicaciones. Molly, por su lado, abundó sobre la manera de expresar emociones y sentimientos socialmente. Antes de publicar -mencionó Sara- existen app´s que te ayudan a clarear tu piel, quitar arrugas, y/o aparecer más alta o delgada. Soda, que ha publicado imágenes desnudas, extrañas e insinuantes de si misma, mencionó como trabajar los fondos y los arreglos de maquillaje teatral para lograr efectos de impacto y sorpresa. Ambas coincidieron que el selfie representa, para su joven generación, una plataforma de expresión amplia sin necesidad de juzgamiento ya que la selfie -concluyeron- es una forma casual y libre de proyectarnos. Ambas adoraban hacerse selfie´s constantemente.

Considero que, como todo, cualquier actividad llevada al extremo representa un peligro y una compulsión. También concluyó que, el tomarse “sefie’s”, no genera una obsesión patológica en sí, mas bien, es un vehículo para proyectarla dándole salida a una ya existente. Bien utilizada, es una conexión social con amigos y familia uniendo personas y lugares. Mal usada, es una perturbación que genera ostracismo y alejamiento del mundo.

Captura de pantalla 2015-07-29 a las 4.21.20 PM

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados