Seguro no lo notaste, pero Sabritas hizo un cambio en su marca

El rebranding para una empresa va mucho más allá que cambios en el diseño. Abrirse a otras vías de negocio lleva consigo un cambio en muchos aspectos.

  • En el marco de su 75 aniversario, Sabritas hizo pequeños cambios en su marca.

  • Según proyecciones de Accenture, sólo el 7 por ciento de los tomadores de decisiones creen que sus acciones son capaces de superar las expectativas de sus clientes.

  • Cuando una empresa ha hecho algo mal por mucho tiempo es normal que tenga una imagen negativa y se devalúe el valor de la marca.

Durante las últimas horas, una marca icónica de México sufrió un ligero cambio y quizás no te diste cuenta. Así es, la carita feliz de Sabritas renovó su imagen y el sentido de su mirada.

“Es difícil tocar un ícono de la mercadotecnia tan poderoso como este. Básicamente, porque es una figura con la han crecido muchas generaciones en el país, por lo que entendemos que la relación de la marca con los consumidores es de amistad”, indicó en entrevista con Merca 2.0, Isaías Martínez, director general de Sabritas.

El ejecutivo señaló que fue el público el que se involucró en el replanteamiento de la marca, el cual consiste en una limpieza de los detalles de la carita feliz, el peinado tenía un fleco con dos cabellos, ahora tiene uno solo y el elemento más importante se encuentra en el sentido hacia donde mira, ya que antes “miraba hacia atrás” y con el cambio de sentido “mira hacia adelante”.

Sabritas
Foto: Especial

Isaías Martínez señaló que el cambio de sentido de la mirada va acompañado de su visión empresarial, ya que con la llegada de su 75 aniversario, la marca busca mantenerse —no sólo en el gusto del público— sino formar parte de la conversación digital, así como mantenerse como una de las marcas protagonistas en el segmento.

La nueva imagen estuvo disponible desde el 27 de septiembre y formará parte de sus camiones repartidores, en las redes sociales, en internet y en el boleto de lotería conmemorativo.

Son muchas las marcas que con el paso del tiempo deciden cambiar su logo o colores corporativos para relanzar su imagen de marca. Sin embargo, el rebranding para una empresa va mucho más allá que cambios en el diseño. Abrirse a otras vías de negocio lleva consigo un cambio en muchos aspectos.

“El corazón de lo que hacemos está relacionado con lo que creemos, que es ‘vamos a dar gracias por 75 años en las manos de México’, gran parte de los cambios que sugerimos en nuestras estrategias o campañas, están enfocadas en lo que la gente quiere o pide”, señaló el director general de Sabritas.

Las marcas son conscientes de que reinventarse es una necesidad obligada. La rapidez con la que los negocios y mercados varían, provoca cambios empresariales de los que hay que estar al día.

Según proyecciones de Accenture, sólo el 7 por ciento de los tomadores de decisiones creen que sus acciones son capaces de superar las expectativas de sus clientes.

Casi todas las marcas van actualizando su imagen poco a poco a lo largo de su vida, algunas con un cambio más pronunciado y otro menos. El objetivo siempre es cambiar la percepción de su marca frente a su público, buscando una diferenciación de sus competidores que al mismo tiempo sea relevante para su audiencia y sobre todo creíble.

Un rebranding siempre trae costos muy altos consigo, cambios de decoración, uniformes, material gráfico, página web, redes sociales, vehículos, papelería corporativa, sólo por mencionar algunos.

Cuando una empresa ha hecho algo mal por mucho tiempo es normal que tenga una imagen negativa y se devalúe el valor de la marca.

Lo recomendable es que el cambio de marca venga dado por un cambio en la estrategia empresarial, de nada sirve cambiar la imagen si no le sigue un cambio sustancial en su comportamiento.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299