Sears cerrará todos sus establecimientos en Canadá

Desde 2010 a la fecha, Sears Canadá ha registrado pérdidas en los ingresos, además de que ha cerrado 200 tiendas y despedido a 6 mil empleados

SEARS
Imagen de Bigstock

La cadena de tiendas departamentales Sears Canada, perteneciente al grupo norteamericano, Sears Holding, solicitó a la corte de Canadá su liquidación judicial, lo que significa el cierre de todas sus unidades en aquel país.

De acuerdo con Statista, desde 2010 la firma ha registrado pérdidas en sus ingresos; en ese año recaudó 4.94 mil millones de dólares canadienses; un año más tarde, 2011, esa cifra descendió a 4.64 mil millones; en los años posteriores siguió la tendencia a la baja hasta llegar a 2.61 mil millones de dólares canadienses durante 2016.

Según la agencia AFP, el grupo que ha cerrado alrededor de 200 tiendas en los últimos cinco años, lo que ha derivado en el despido de unos seis mil empleados, cerrará sus últimos 200 establecimientos lo que provocará otros 12 mil ceses de plazas laborales.

Datos de Forum Research establecen que durante 2016, la satisfacción de los clientes al visitar una tienda fue positiva en un 48 por ciento, al tiempo que 26 por ciento de los consumidores se mostraron muy satisfechos; en lo que respecta a los usuarios insatisfechos, el porcentaje fue de un 16 por ciento, e insatisfechos un 10 por ciento.

Este indicador nos refiere que la experiencia del cliente se encontraba en la mayoría de los casos, en el rango de lo esperado, en algunos casos superó la expectativa, y en pocos momentos fue deficiente, por lo que la constante baja de recursos obedece al no entendimiento en el cambio de hábitos de consumo así como del desarrollo de comercio por internet, un giro que el grupo no supo manejar.

La mudanza tecnológica es un factor clave para que una empresa sea competitiva, ya que las tendencias refieren un modelo de negocio en el que se deben enfocar esfuerzos para que la experiencia de compra en la red sea sencilla, rápida y segura; no basta con apostar al terreno físico, tampoco al digital, sino encontrar un equilibrio en ambos espectros, es por ello que Amazon compró diversas cadenas para dirigir su negocio a puntos de venta también, al tiempo que Walmart ha adquirido espacios digitales para aumentar su oferta de productos.