Se despertó el petróleo: aumenta y presiona el valor de la gasolina

El Brent trepó 10% en dos meses y los valores de los combustibles líquidos suben en gran parte del mundo. Qué pasa en América Latina.

gasolina
Bigstock

El 28 de septiembre pasado, el Brent, el petróleo que rige el valor de la mayor parte de los combustibles líquidos, valía 57,60 dólares el barril, según datos de Precio Petróleo. Ahora, el 23 de noviembre, casi dos meses después, se cotiza a 63,28 y nada parece hacerlo bajar.

“El precio del petróleo en Europa se mueve al filo de sus niveles más elevados en dos años y medio, por encima de los 63 dólares. Este mismo mes [noviembre] el barril de Brent tocó máximos desde mediados de 2015, cerca de los 65 dólares”, publicó Expansión en referencia a la suba.

Algo similar está pasando con el West Texas, el barril de referencia en los Estados Unidos, que alcanzó los 58 dólares por primera vez desde julio de 2015.

En ese marco de agitación del crudo, llega el 30 de noviembre una reunión de la OPEP que podría desencadenar aún más turbulencias en la cotización, dicen los especialistas.

Evolución del precio del petróleo desde julio de 2017. Fuente: Investing.com

Qué pasa con los combustibles

En la mayor parte del mundo, el precio de los combustibles líquidos está “atado” al valor del crudo. Según cada país, la ecuación que da por resultado el valor de la gasolina sufre un severo cambio cuando el petróleo sube.

En la Argentina, por ejemplo, donde el mercado de los combustibles pasa una etapa de liberación luego de una década de haber estado controlado por el Estado, las petroleras analizan un incremento a partir del aumento del Brent. “Estamos esperando, no nos han confirmado el momento, pero las petroleras ya dijeron que estudian la suba”, indicó a Vía País Gabriel Bornoroni, de la Federación de Expendedores de Combustibles (Fecac). La principal causa: “El valor del crudo internacional, que subió a 63 dólares, desde los 59 que estaba en octubre”, amplió.

La gasolina subió tres veces en lo que va del año en Argentina. En enero aumentó un 8%, en julio un 7% y en octubre un 10%. Así, el litro de súper (95 octanos) se comercializa a 24 pesos argentinos (US$ 1,34).

En Chile, en tanto, la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) informó que las gasolinas registrarán su cuarta alza de precio consecutiva, la que estará vigente desde este jueves 23 de noviembre. Así, los valores referencias de las naftas de 93 y 97 octanos quedarán en 682,0 y 704,2 pesos chilenos, respectivamente (entre US$ 1,08 y 1,11).

En Brasil, la mayor economía de América Latina, el precio de la gasolina alcanzó la semana pasada una media de 3,938 reales por litro (US$ 1,19), ante 3,882 que costaba los días previos. “El avance ocurrió después de que Petrobras elevó el valor de los combustibles apuntando como uno de los motivos el aumento de las cotizaciones del petróleo en el mercado internacional”, publicó UOL Economía con información de Reuters.

De más está decir que el incremento de las gasolinas es un factor clave si se quiere contener el aumento de precios. La gran mayoría de los precios de una economía, especialmente en el tema alimentos, se rigen por los precios de la logística del transporte, y estos, por el de los combustibles líquidos, puntualmente el diésel.

Si se “despierta” el petróleo, se “despiertan” las gasolinas y, con ellos, la inflación.