Se burlan otra vez de Sergio Mayer en redes sociales, afectación a su marca personal y la de su partido

No es la primera vez que ocurre que, a través de las redes sociales, el actor y ahora legislador federal mexicano Sergio Mayer se convierta en objeto de burlas, primero fue por haber confundido las siglas de la Profepa -Procuraduría Federal de Protección al Ambiente de México- con las de la Profeco -Procuraduría Federal del Consumidor- y ahora es por confundir a un estudiante de excelencia con un actor español del medio de la pornografía.

El usuario de Twitter @Kriptonazi, de Zapopan, Jalisco, compartió en el timeline del legislador del partido Movimiento de Regeneración Nacional un mensaje donde coloca una fotografía de un supuesto estudiante mexicano que recientemente habría obtenido una beca para estudiar en la Universidad de Harvard, por lo que Mayer replicó el mensaje con la leyenda “Importante resaltar y apoyar el talento nacional para que no tengamos fugas de talento”.

El problema es que no se trataba de ningún estudiante, sino que era la imagen de un blogero y actor de pornografía en España, conocido como Jordi, el “Niño Polla”. Las burlas no se hicieron esperar y el actor y socialité tuvo que aceptar su equivocación con un “Ni pex”. Desde luego, borró el tuit de inmediato.

Los hechos colocan nuevamente a Sergio Mayer en el centro de la discusión pública porque no es la primera vez que comete una equivocación en el terreno de las redes sociales. Como decíamos, había confundido las siglas de dos dependencias gubernamentales y también fue duramente criticado por los comentarios que hizo al tomar protesta como diputado federal, cuando aseguró que con el sueldo que percibe en la Cámara no le alcanza para llevar el nivel de vida al que está acostumbrado.

Desde un principio, el partido Morena se convirtió en objeto de críticas por postular a este personaje de la farándula mexicana -también por apoyar la candidatura del ex futbolista Cuauhtémoc Blanco a la gubernatura del estado de Morelos, misma que ganó- y el problema es que con las declaraciones y deslices cometidos, no se ve que los comentarios adversos vayan a terminarse.

Por un lado, Sergio Mayer pone en entredicho su capacidad legislativa cuando comete este tipo de equivocaciones y, por otra parte, su partido político es exhibido y también se convierte en un objeto de comentarios adversos que no ayudan a apuntalar el proyecto de nación que enarbola el presidente electo -también emanado del mismo instituto político-, Andrés Manuel López Obrador.