• El USS Butterscotch, el producto insignia de la campaña, estaría a la venta en todo EEUU por tiempo limitado

  • La heladería de Stranger Things tomó forma después de un esfuerzo de más de 12 meses de preparación

  • Los comerciales para la heladería ficticia fueron grabados con la intención de imitar los errores característicos de la época

La tercera temporada de Stranger Things sigue inspirando a las marcas. La última en unirse a la tendencia fue Baskin Robbins. En una campaña junto con Netflix, la empresa recreó Scoops Ahoy, la cadena de helados en la que trabaja uno de los protagonistas de la serie. Como parte de la activación, las marcas presentaron dos locales en Estados Unidos (EEUU). Asimismo, produjeron un comercial para uno de sus productos, el USS Butterscotch, al estilo de 1985.

De acuerdo con The Drum, ambas tiendas estarán abiertas durante dos semanas después del estreno de la serie. Cada local reproduce el estilo del Scoops Ahoy que puede verse en Stranger Things, desde los uniformes y decoración, hasta los productos y menús. Además, 22squared (la agencia a cargo de la campaña) construyó una camioneta de helados. El vehículo fue modificado para simular la parte delantera de un barco, tal y como en la serie.

El fenómeno de Stranger Things

La tercera temporada de la serie de Netflix ya se ha vuelto parte de la cultura popular. Incluso desde antes de su estreno, varias marcas decidieron aprovecharse de la anticipación. Burger King lanzó a mediados de junio una hamburguesa inspirada en el Upside Down de Stranger Things. Nike también había presentado días antes su propia colección de ropa. Y Ikea, en mayo, recreó la sala de la familia Wheeler junto con las de otros programas icónicos de la TV.

Incluso en Mexico, con el apoyo de Coca-Cola, Netflix realizó una estrategia promocional de su serie. Y es que, desde un principio, la plataforma de streaming quería que Stranger Things adquiriera la relevancia cultural de Game of Thrones. Es fácil ver las similitudes entre la historia épica de HBO, que también reunió a múltiples marcas, y esta posible sucesora.

Solo que, al contrario de Game of Thrones, Stranger Things no está en su última temporada. De hecho, parece que tiene un futuro prometedor en audiencia e iniciativas comerciales. Un día después de su estreno, la tercera temporada ya reunía a 75 marcas. Si Netflix sabe cómo aprovechar la inercia del programa, podría generar una nueva fuente de ingresos. Una que, con inserciones publicitarias, le ayude a complementar sus ingresos de suscripciones.