Durante el pasado fin de semana trascendió en redes sociales un supuesto acto de discrimiación en contra de un médico en una sucursal de Santander.

Tal y como publican desde el diario Central, personal del Banco Santander de las sucursales Las Animas y La Paz, es acusado de discriminar y atacar al director de laboratorios Gaya, Bruno Gaya Cortés, quien en entrevista con el medio afirmó que empleados de la institución bancaria le negó la atención al tiempo que le gritaron “¡Aléjate, nos estás contaminando¡”.

Según las declaraciones entregadas al medio citado por el directivo denunció que no se le habría atendido por ser considerado un foco de infección para el personal y los clientes.

“Me tuvieron una hora y media esperando afuera, el encargado de la puerta me dijo ‘tú no puedes pasar, eres un riesgo y puedes contaminar a todos’. Traté de explicarle la situación, ya que hacer uso de esta cuenta es de suma importancia, por eso insistí en resolver el problema inmediatamente. Posteriormente, me dejó acceder al banco y me aisló en la esquina de las instalaciones, pero nunca me quisieron atender y nadie me quiso dar su nombre para levantar un reporte”, relató el director del laboratorio, al tiempo que indico que este comportamiento se replicó en la sucursal de La Paz.

Para Santander esta acusación se tradujo en un golpe directo a su reputación. “Me da mucha rabia porque la empresa se jacta de mostrar su apoyo al personal médico, pero cuando se trata de atendernos, hacen todo lo contrario. Este es nuestro trabajo y tenemos la vocación para ejercerlo, para eso estudiamos, y que los ejecutivos nos discriminen es indignante, molesto y humillante. Ellos se cuelgan de nuestro trabajo defendiéndonos, pero la verdad es que no les importamos. Yo tengo cáncer, no he parado de trabajar en 117 días y nuestra profesión también es de riesgo, pero lo hacemos porque es nuestra labor y compromiso”., destacó Bruno Gaya.

La respuesta de la marca

Luego del revuelo generado en redes sociales por el supuesto hecho, Santander emitió una respuesta desmintiendo los hechos y asegurando que Gaya recibió la atención en tiempo y forma.

En el comunicado enviado por la institución bancaria se lee, “los hechos descritos sobre la supuesta discriminación de parte de nuestros colaboradores, son falsos”, al tiempo que indicó que  Bruno Gaya Cortés fue atendido en la sucursal Las Ánimas, Puebla. Sin embargo, aseguró que no existe registro de su presencia en la sucursal La Paz.

“Ni tuvo que esperar hora y media afuera de las instalaciones, ni se le impidió el acceso, y desde luego jamás se le pidió que se alejara, ni se le dijo que podría contaminar a los demás, como se refiere en las publicaciones”, destacó Santander, al tiempo que afirmó que se llegó a estas conclusiones luego de una “exhaustiva investigación interna”.

La importancia del comunicado

Si bien hasta el momento no se ha producido replica alguna a lo comunicado por Santander, lo cierto es que su respuesta es necesaria en un momento en el que los ataques y discriminación al personal médico son constantes.

Estas prácticas son fuertemente castigadas por el consumidor, por lo que ninguna marca quisiera verse involucrada en actos discriminatorios como con los que fue relacionada Santander.

La demanda es clara y a pesar de que se han registrados decenas de casos de ataques al personal médico, el términos generales, el consumidor exige respeto y ayuda para los trabajadores del sector salud que combaten en primera la crisis sanitaria.

En este punto profundiza el análisis entregado por Edelman, al indicar que entre el 89 por ciento la demanda está en la oferta de productos gratuitos o a menor precio a las entidades  y personal de salud.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299