A medida que el mundo vio la magnitud del impacto que tendría el coronavirus, un gran número de industrias resintieron de inmediato sus efectos, entre ellas, la de tecnología de consumo, no sólo porque son productos que descendieron radicalmente en la lista de prioridades de los consumidores, sino a su interior mismo, deteniendo líneas y plantas de producción en todo el mundo.

Tras varios meses a la espera, algunos países retoman actividades, y uno de ellos es India, donde el gobierno de ese país comienza a flexibilizar las medidas de restricción que tenían como finalidad mitigar la propagación del virus, algo que ya ha sido asimilado por tecnológicas como Samsung, Apple, Xiaomi, entre otras.

Un regreso con precauciones

Lo anterior debido a que un gran número de compañías han comenzado a anunciar que retomarán actividades en sus plantas de producción pero tomando en cuenta algunos cambios.

En el caso de Samsung, por ejemplo, la surcoreana indicó que ya ha reiniciado la producción de su planta de Noida, en la India, considerada la más grande productora de smartphones en el mundo, aunque dijo que lo hizo con una capacidad limitada.

Del mimo modo que lo han hecho un gran número de empresas en otros países, la tecnológica detalló que implementarán protocolos y medidas de seguridad y salud con el fin de proteger a los empleados, así como las recomendaciones de distanciamiento social.

Hemos recibido los permisos necesarios para reiniciar la producción en nuestra fábrica de Noida. El jueves, la fábrica comenzó operaciones limitadas, que se ampliarán a lo largo de un período de tiempo”, dijo un vocero de Samsung, citado por The Next Web.

Según un reporte del medio, el contingente de tecnológicas chinas también está en los mismos planes. Así, por ejemplo, Xiaomi informó esta semana que recibió permiso para reanudar la producción en sus instalaciones de Andhra Pradesh, también en India. También Oppo lo hará en los próximos días en su fábrica ubicada, al igual que la surcoreana, en Noida. En tanto, Vivo dijo en un comunicado que ya ha reiniciado la producción de smartphones, aunque a un 30 por ciento de su capacidad.

Pero no son todas, de con otro reporte, este de TechCrunch, Wistron, una compañía que manufactura insumos de electrónica y tecnología de consumo que trabaja para Apple, también ha comenzado operaciones limitadas en Bangalore.

Necesitan regresar

En la actualidad, es muy difícil que un hogar y los consumidores mismos van sin tecnología, desde despertadores, lavadoras, refrigeradores, televisores y smartphones, todos y cada uno de ellos ya forman parte de nuestra cotidianidad.

Para darnos una idea, antes del coronavirus se estimaba que este año, a nivel mundial, las personas invertirán alrededor de 1.14 billones de dólares en bienes tecnológicos de consumo (TCG, por sus siglas en inglés), de acuerdo con GfK.

No obstante, esto podría cambiar radicalmente, sólo la venta de smartphones se desplomó en el primer trimestre 13 por ciento, de acuerdo con datos de Canalys, ubicándose en cifras no vistas desde 2013, por lo que es entendible la preocupación de las tecnológicas. Más, si se considera lo revelado por un reciente reporte de Counterpoint, el cual señala que “no se vendieron teléfonos inteligentes en el mes de abril”.

Aunado a esto, se tiene que tener en mente lo revelado por un análisis publicado en Statista, el cual advierte una tendencia similar en otros segmentos de la tecnología de consumo como las computadoras personales PCs y Laptops, a lo que deberíamos añadirá que no se tiene que perder de perspectiva lo que ocurre con las Smart TV y otros productos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299