El mercado de los pagos digitales crecerá de manera exponencial luego de terminada la pandemia. Samsung lo sabe y está buscando dominar el terreno.

Antes de la crisis sanitaria, este sector económico ya se presentaba como un espacio de negocio especialmente lucrativo, mismo que en países de especial penetración como Estados Unidos, era dominado por Starbucks.

Movimientos rápidos

No obstante, aunque la marca de cafeterías logró marcar pauta, la llegada de nuevos y más agresivos jugadores movieron rápido las posiciones.

Estimaciones de eMarketer entregadas a mediados de 2018, indicaban que Starbucks lideraba el mercado de las apps de pago móvil en el mercado estadounidense al sumar un total de 23.4 millones de clientes mayores de 14 años, cifra que se ubicaba por encima de Apple Play (22 millones), Google Pay (11.1 millones) y Samsung Pay (9.9 millones).

El mercado se movió rápido y a finales del año pasado, la misma fuente indicaba que Apple Pay se habría posicionado como la app de pago más popular en Estados Unidos con un total de 30.3 millones de usuarios, cifra que representaba el 47.3 por ciento del total de usuarios de este tipo de soluciones.

Starbucks se quedaría con la segunda posición gracias a su base de suscriptores calculada en 25.2 millones de usuarios (39.4 por ciento), mientras que Google Pay y Samsung Pay ocuparían el tercero y cuarto lugar con 12.1 millones y 10.8 millones de usuarios, respectivamente.

Un pastel que todos quieren

Con estas cifras de antesala y el negocio que presentan, en días pasados diversas marcas anunciaron que lanzarán u optimizarán sus propuestas al respecto.

TechCrunch acaba de filtrar múltiples imágenes de una nueva tarjeta de crédito/débito firmada por Google que daría un instrumento físico a su app Google Pay que los usuarios podrán usar tanto en tiendas de retail físicas (incluyendo sistemas contactless) como en su versión virtual para pagos en línea; incluso se podría emplear Bluetooth para hacer transacciones con celular.

En la misma línea, el fabricante chino anunció recientemente el pronto lanzamiento de Huawei Card, un proyecto que de la misma manera que sucede con Apple y Samsung estará disponible tanto de forma digital como física y que entregará a los usuarios beneficios exclusivos al comprar a través de Huawei Pay.

Ahora Samsung ha decidido entrar con mayor fuerza y ha anunciado el próximo lanzamiento de una tarjeta de débito que podría llegar al mercado durante las siguientes semanas.

Este producto será una realidad gracias a una alianza que la firma surcoreana ha firmado con el banco online SoFi.

El objetivo de este movimiento que Samsung califica como “The Next Innovation”, es evolucionar su sistema Samsung Pay a una plataforma completa de pagos móviles desde la cual el usuario pueda administrar su dinero desde el smartphone.

“Nuestra misión es ayudar a los consumidores a gestionar mejor su dinero, de forma que pueden lograr sus sueños y objetivos. Ahora más que nunca, los servicios financieros móviles y las herramientas de gestión de dinero jugarán un papel aún mayor en nuestras vidas diarias a la vez que abren nuevas posibilidades”, según explica Sang Ahn, vicepresidente y manager general de Samsung Pay en América del Norte.

Derribar a Apple

En el terreno de competencia, la apuesta de Samsung buscaría derribar a Apple, firma que aunque domina ve amenazada su participación en este mercado,

Aunque Apple Pay sigue siendo significativamente más popular en todo el mundo, Samsung Pay continúa ganando seguidores. Se espera que los usuarios de Samsung Pay se dupliquen este año a partir de 2018, con Statista proyectando 100 millones de usuarios en 2020, mientras que para Apple Pay la cifra llegaría a los  227 millones de usuarios, frente a los 140 millones en 2018.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299