Samsung: el Galaxy Fold y Galaxy S10, gran tecnología pero tal vez no alcance contra el iPhone y Huawei

Samsung-Galaxy S10
Imagen: Samsung

Llegó el Día D para Samsung y la presentación del Galaxy S10, S10e y S10+, un evento en San Francisco que se siguió a nivel global.

Tras meses de rumores, filtraciones y expectativas, los nuevos dispositivos de la compañía surcoreana debutaron y con ello se cumplieron algunos pronósticos, pero también hubo espacio para algunas novedades.

Tecnología y diseño

La firma se apegó a destacar las características en las que han innovado en el mercado de smartphones como las pantallas infinitas, su rechazo al notch y su apuesta por el diseño.

Así, Samsung comenzó presentando el Galaxy Fold, un smartphone plegable con una sola pantalla permitiendo a los usuarios pasar de un teléfono móvil a una tablet en segundos.

Cuenta con una pantalla 7.3 pulgadas QXGA+ Dynamic AMOLED + 4.6 pulgadas HD+ Super AMOLED; procesador Exynos 9820; memoria RAM de 12GB y 512GB de almacenamiento interno; tres cámaras traseras y doble batería de 4.380 mAh.

Tras mostrar su primer smartphone plegable y anticipando a sus principales rivales del mercado -aunque no es la primera-, la surcoreana dio paso a sus flagship: el Galaxy S10 y S10+.

No hubo muchas sorpresas que no se supieran con base en los diversos reportes dados a conocer en los últimos meses. El diseño es muy limpio y busca un balance entre metal y cerámica.

Son dispositivos muy balanceados con pantalla Dynamic AMOLED , con certificación HDR10+ y resolución WQHD+ que, como se había anticipado, muestra orificios en la parte superior para las cámaras frontales.

Se cumple el procesador Exynos 9820 de ocho núcleos, memoria RAM de 8 a 12 GB y 128 o 512 GB de almacenamiento interno, para el S10 y S10+, respectivamente.

El hermano menor tiene una batería de 3.400 mAh, mientras que el mayo una con 4.100 mAh, ambos con carga rápida e inalámbrica, así como con una triple cámara trasera de 16, 12 y 12 megapixeles (un ultra gran angular, sensor Dual Pixel gran angular, y un telefoto).

La apuesta, siguiendo a sus competidores como Huawei y Apple, es el Galaxy Se, un teléfono que hereda muchas de las características de sus hermanos aunque con una cámara menos y no posee el lector de huella en la pantalla.

Todos llegan con Android 9 Pie.

IA, Instagram y mejores cámaras

Samsung también ha potenciado sus smartphone con inteligencia artificial, haciendo más fuerte y eficiente a Bixby, que el asistente virtual ahora suma más idiomas, el lector de huellas bajo la pantalla en el Galaxy S10 y S10+, así como una versión que soporta redes 5G.

Durante la presentación, se destacará las cualidades de las cámaras tanto para capturar fotografías como videos, las herramientas y funciones que ofrece para mejorar la calidad de imagen, además de una especial para estabilización llamada Super Steady Shot.

Además, se destacó una función especial que permite tomar una fotografía y, de inmediato, compartirla en Instagram Stories para agregar filtros y etiquetas. El objetivo es ofrecer una mejor experiencia al usuario tanto con el dispositivo como con la red social.

Incluso Adam Mosseri, el presidente ejecutivo de Instagram asistió al Unpacked del Galaxy S10.

Podría no ser suficiente

Partiendo del punto de que el Galaxy S10e tiene un precio base de 749 dólares (14,340 pesos), el S10 de 899 dólares (17,280 pesos), S10+ 999 dólares (19,202 pesos), y Galaxy S10 5G 1,000 dólares (19,221 pesos), y el Galaxy Fold 1,980 dólares (más de 38 mil pesos), se puede decir que está en el rango de la tendencia.

Realmente no hay mucha diferencia con lo mostrado por el iPhone XS, XS Max y XR, o por los Huawei Mate 20, 20 Pro y 20 Lite. Y el común denominador de los sitios especializados es que se destaca su diseño y la potencia con la que llegan los smartphone de Samsung.

Principalmente porque aunque se igual e incluso supera a sus rivales en algunos aspectos, tiene en contra que Huawei presentará en un mes el P30 y P30 Pro, además de que tendrá en el segundo semestre el Mate 30.

En tanto, Apple trabajará para lanzar la nueva generación de iPhone en septiembre (probablemente), por lo que ambas marcas tendrán ventaja para perfeccionar sus dispositivos.

Aunado a ello, tiene como handicap trabajar en generar engagement y la lealtad con sus clientes, la avanzada de marcas como Xiaomi, OPPO y Honor con dispositivos que se acercan en funcionalidad y diseño pero con precios mucho más competitivos, puede ser un factor que juegue en contra.