Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Samsung contesta a las burlas de Huawei con estos peculiares carteles

Samsung ha decidido responder a la marca china con la publicación de algunos carteles en la red social Weibo.

La batalla entre los principales fabricantes de smartphones del mundo es una guerra sin cuartel. Cuando Samsung presentó los más recientes dispositivos de la familia Galaxy S10, Huawei no dudó en utilizar Twitter para burlarse de las características emblema de estos teléfonos con el fin de descalificarlas como innovación. Así, la cuenta global Huawei Mobile hizo referencia a la super carga rápida e inalámbrica de los Galaxy S10 y S10+ destacando que sólo con Mate “puedes confiar”. En aquel momento, aprovechó la oportunidad para hacer eco de la presentación de su P30 con un mensaje especial que hacia alusión a la firma surcoreana.

Luego de algunas semanas de lo sucedido, Samsung ha decidido responder a la marca china con la publicación de algunos carteles en la red social Weibo. Através de Samsung Central, la firma publicó algunos pósters en chino (idioma nativo de Huawei) que hacen alusión a as acusaciones sobre espionaje que ha enfrentado Huawei en meses recientes.

Los textos en dichos materiales indican que los usuarios del Samsung Galaxy S10 plus, además tener acceso a una “excelente” propuesta fotográfica, se están relacionando con una marca que “no hace trampas, ni espía”, por lo que las personas pueden utilizar el smartphone sin preocupación alguna.

La batalla en números y la gran preocupación

Este es un ataque más que demuestra lo compleja que se ha convertido la guerra por dominar el mundo de los smartphones a nivel mundial, segmento que a nivel mundial alcanza un valor superior a los 487 mil millones de dólares anuales a nivel global, según datos de Statista.

Los datos duros demuestran que las diferencias entre Apple, Samsung y Huawei cada vez son más cortas, lo que por definición traerá una competencia mucho más frontal.

A finales de febrero pasado, Gartner publicaba un informe en el que indicaba que la participación de Huawei en el mercado de teléfonos inteligentes creció hasta el 14.8 por ciento en el trimestre septiembre-diciembre de 2018, un aumento de 4 puntos porcentuales en comparación con el mismo período del año anterior.

Aunque Samsung y Apple se mantienen en la primera y segunda posición, respectivamente, en tñermisni de market share al cubrir el 17 y el 16 por ciento, lo cierto es que ambos líderes han pedido participación: Los de Cupertino cayeron dos puntos, mientras que la marca surcoreana hizo lo propio con cerca de un 1 punto porcentual.

La gran preocupación ante estos números, es que frente a un contexto de mayor competencia, la batalla se cierre a un simple intercambio de ataques mediáticos, dejando de lado la verdadera innovación que todas las marcas involucradas deberían buscar para conquistar a un consumidor que si bien se divierte con este tipo de respuestas, es cada vez más exigente cuando se trata de de dar valor a cada peso gastado, más cuando el destino de la inversión se dirige a productos tecnológicos.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Karina Ortiz

Storyliving: De espectador a protagonista de las historias

Ya lo dice la conocida frase de Maya Angelou, “las personas olvidan lo que les dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”. Este pasaje del dicho al hecho pone a las marcas de frente con el concepto de storyliving que se centra en la importancia de hacer vivir las historias más que contarlas.