Salud, sustentabilidad y negocios

Chile.- La campaña elige vivir sano iniciada por el gobierno a comienzos del 2011, ha ido tomando fuerza en el país. Y no sólo por una necesidad de generar nuevos hábitos en la población que ostenta un alto porcentaje de obesidad desde hace unos años, según lo señalaba una encuesta del Ministerio de Salud ya en el 2004, sino también como una forma de incentivar nuevos negocios. Así al menos lo han entendido los supermercados como Jumbo, pequeños almacenes y hasta las asociaciones que agrupan al sector alimenticio, las cuales se han sumado a la campaña.

La asociación de exportadores, Chilealimentos, está realizando una cruzada propia y ha creado un sitio web dedicado a informar a los consumidores sobre qué alimentos preferir, programas de educación física,  estilos de vida saludable e investigaciones científicas sobre el tema.

Por otra parte, la sustentabilidad se ha convertido en un tópico importante para Chile, que cada día toma consciencia del cambio climático, el calentamiento global y la necesidad de hacer algo para evitarlo.

Ejemplos de lo anterior, son una serie de concursos realizados por distintas instituciones, que han dado como resultado nuevas empresas donde la vida sana y lo sustentable genera ganancias.  Green Start Up por ejemplo, premió recientemente tres proyectos para desarrollar negocios sustentables, entre los cuales se cuenta Biofiltro, un sistema que apoya a los agricultores a tratar aguas servidas para el cultivo de vegetales, a un bajo costo.

Mientras tanto, en el resto del país, el marketing y las campañas de publicidad realizadas, han generado interés por parte de los comerciantes en sumarse al movimiento, abriendo tiendas de productos ecológicos. El lanzamiento más reciente fue el de Siempre Verde, el 17 de septiembre en Pucón, IX Región, una tienda que ofrece productos ecológicos, lo que significa que los materiales, el uso de los productos y su producción tienen bajo impacto ambiental. El local vende productos de belleza, para el hogar, regalos y de huerto.

El proyecto pudo realizarse gracias a Capital Semilla, una fundación que apoya a los emprendedores con un capital necesario para comenzar un negocio, incluyendo sus activos y el dinero necesario para hacerlo funcionar hasta su punto de equilibrio.

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299