¿Salario emocional? De qué forma impacta a los millennials

Estamos viviendo un tiempo de cambios en todos los sentidos, una de los terrenos que más transformaciones ha sufrido es el laboral, aquel que trae consigo nuevas reglas que seguramente tus padres en sus época no experimentaron. Los viejos corporativos son los que están teniendo más dificultades al momento de querer conservar talento millennial, una generación revolucionada que dice lo que no le gusta, no lo hace feliz y externa sus pensamientos y emociones.

Pero, ¿qué es más importante para estos individuos? ¿Dinero o estabilidad? Tal parece que el sentido de pertenencia personal dentro de una empresa es uno de los factores que más influye en la estadía de estos jóvenes empleados; el satisfacer sus necesidades profesionales es bueno pero también las personales y familiares, son beneficios emocionales que impactan, influyen y mejoran su calidad de vida.

Para ellos el salario emocional es aún más valioso que el sueldo, pues eso los incentiva a incrementar su productividad, pues consiguen recompensas que van más allá de lo económico y tienen que ver con incentivar de forma positiva su imagen dentro de su ambiente laboral. Aunque para las generaciones pasadas esto podría significar inestabilidad, para los millennials es más bien el reconocimiento a su talento y una mejor manera de trabajar.

¿En qué consiste?

Dependiendo la carga de trabajo, se pueden manejar horarios flexibles de tal manera en que los trabajadores cumplan con sus ocho horas laborales diarias. Otra opción es permitirles Home office, así les das la oportunidad de cumplir con las labores desde su casa o cualquier otro lugar.

Concediéndoles tiempo para sus asuntos personales que no pueden solucionar en fin de semana, en estos casos se podría pensar en algún sistema de compensación por parte del empleado para reponer esas horas. De la misma forma, contemplar días libres para los trabajadores como el día de su cumpleaños o en momentos difíciles.

Las empresas de primer mundo brindan oportunidades de desarrollo como capacitación a sus empleados para asegurar su estadía y la oportunidad de crecer dentro de sus organizaciones. Otra opción es obsequiarles lecciones en idiomas, artes, deportes y otras disciplinas que no tengan que ver con el puesto de trabajo.

Creando lugares de relajación con espacios para recrearse, explicándoles la importancia que estos sitios tienen para su salud y que tanto impactan en su desarrollo y su productividad. Cuando la empresa designa beneficios superiores a los que dicta la ley, los empleados suelen ser más felices, pues se vuelven parte importante del proyecto .

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299