Aunque no lo creas, caminar tiene efectos muy positivos sobre la productividad diaria, tal y como han demostrado diferentes estudios científicos. Caminar es bueno porque mejora tu estado físico y además tiene numerosos beneficios relacionados con la felicidad y en el trabajo, así como la mejora de la creatividad o el incremento en la capacidad de atención.

Así que, antes de comenzar a realizar una inmersión profunda en un nuevo proyecto que requerirá gran dedicación de tu parte, sal a pasear y verás como la creatividad viene a tu mente de la mejor forma. A continuación te ofrecemos cuáles son los tres principales beneficios de caminar para tu productividad.

1.- Potencia la creatividad

Si necesitas nuevas ideas, lo mejor que podrás hacer será darte un paseo relajante para aclarar todo lo que pasa por la mente. Tal y como han demostrado investigadores de la Universidad de Stanford, después de realizar cuatro experimentos, confirmaron que, caminar dentro o fuera mejoraba la capacidad de los participantes para pensar creativamente y estos efectos positivos continuaron incluso después de que se sentaron para desarrollar el trabajo.

Caminar, aumentó la producción creativa de los participantes durante los ejercicios cognitivos en alrededor del 60%. Esto se debe a que el movimiento pone a las personas en un mejor estado de ánimo, algo que prepara el terreno para un pensamiento más positivo.

2.- Mejora de la capacidad de atención

Caminar tiene numerosos beneficios para el cerebro y es que, según numerosos estudios, existe una relación directa entre el ejercicio suave y las mejoras en el cerebro.

En la revista Neurology, se hizo un seguimiento de este hecho durante nueve años y los investigadores descubrieron que los participantes que caminaban largas distancias semanalmente conservaban más de su materia gris y, por tanto, de la función cognitiva, que los que caminaban menos.

3.- Te dará felicidad

Las personas que tienen el hábito de caminar son más enérgicas, están más alerta y tienen más confianza en sí mismos que los que llevan una vida sedentaria

La revista Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sports demostró que las personas que tomaron un paseo de 30 minutos durante 3 días por semana en el descanso del almuerzo, se sintieron mucho mejor, con menos tensión, más entusiasmados, mucho más relajados y con mayor capacidad para manejar la carga de trabajo después de pasear.

Viendo todos los beneficios que tiene caminar en tu cerebro, no dudes y aprovecha en tu tiempo de descanso para dar un reconfortante paseo con tus compañeros y así ayudar a vuestro cerebro a ser más productivo.