Rosa, el color del dinero

Cada vez más equipos mexicanos aprovechan comercialmente el mes de octubre, mientras que otros tantos siguen dejando escapar la posibilidad.

El próximo jueves se conmemorará una edición más del Día Internacional de la lucha contra el Cáncer de Mama, efeméride creada por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el fin de crear conciencia en torno a esta enfermedad. Si bien la fecha designada para tal conmemoración es el 19 de octubre, desde hace algunos años ésta se ha extendido a todo el mes, convirtiendo el combate del cáncer de mama no sólo en la campaña de marketing social más importante del año, sino también en una actividad sumamente redituable para todos los involucrados… incluido el marketing deportivo.

Para todos quienes somos asiduos al deporte, ver los emparrillados de la NFL pintarse color rosa durante el mes de octubre se ha vuelto una tradición desde 2009, año en que se implementó la campaña “Crucial Catch” (Atrapada Crucial), la cual en menos de una década ha recabado más de 18 millones de dólares, cifra que corresponde en buena medida a la venta del producto oficial que marcas como New Era, Under Armour o Nike ponen a la venta a lo largo del mes.

Más allá de los 18 millones de dólares que se han logrado recaudar para la American Cancer Society, es importante señalar que la campaña es un auténtico éxito comercial, pues aun cuando bien la NFL dona íntegramente el porcentaje de ventas que le corresponde como pago por las licencias de explotación, las marcas detrás de los productos “Crucial Catch” no hacen lo mismo.

Evidentemente una idea tan valiosa es susceptible de ser imitada y poco a poco un modelo similar ha sido adoptado dentro del futbol mexicano; sin embargo, al tratarse de esfuerzos independientes y no de una campaña generalizada el movimiento no ha terminado de alcanzar su verdadero potencial.

De tal modo, tenemos que mientras equipos como León, Morelia, Pachuca, Santos, Querétaro, Chivas y Monterrey (los últimos 4 como parte del Project Pink que la marca alemana Puma activa cada año) han optado por adoptar el rosa como parte de su indumentaria; otros como América, Necaxa y Pumas sólo lo hacen de manera parcial (cambiando el color de sus números a rosa), en tanto que los restantes 8 equipos se mantienen al margen del movimiento.

Ciertamente explotar comercialmente una enfermedad como el cáncer de mama (o cualquier otra, para el caso es lo mismo) siempre conllevará cierto riesgo en un país com México (siendo probablemente ésta la razón por la que no todos los equipos han terminado por hacerlo); sin embargo, también es necesario aceptar muy pocos de nosotros acudiremos a una asociación para realizar un donativo para apoyar la investigación en torno al cáncer de mama, por lo que entonces la respuesta se halla en encontrar un punto medio, es decir, ofrecer al consumidor un producto que desea y que a la vez le permitirá ayudar de forma indirecta.

Al final del día, no importa si hablamos de detergentes, papel sanitario, desodorantes o indumentaria deportiva, todas las firmas comerciales tienen como principal objetivo elevar sus ventas y si el mes de octubre lo permite de una manera tan fácil como simplemente agregar un color, no hacerlo es un lujo innecesario, especialmente cuando varios de tus competidores sí lo hacen… y les está funcionando.