Alfonso Cuarón y su obra Roma levantaron la mano este sábado en los premios Spirit como la mejor película internacional, con lo que la historia protagonizada por Yalitza Aparicio derrotó a los filmes “Burning” (Corea del Sur), “The Favourite” (Reino Unido), “Happy as Lazaro” (Italia) y “Shoplifters” (Japón).

En el certamen que celebra a lo mejor del cine independiente y que tiene lugar un día antes de la entrega de los Oscar, Cuarón agradeció a las “tres mujeres” que lo acompañaban en la gala: las actrices Yalitza Aparicio, Marina de Tavira y Nancy García.

Al mismo tiempo, hablo de la importancia que tiene abrir el discurso de la diversidad en el terreno con lo que mencionó “soy optimista de que ahora mismo estamos en un momento de mayor diversidad en el cine. Y creo que esta mayor diversidad muy pronto va a hacer a esta categoría -en la que ganó- irrelevante”.

En redes sociales lo sucedido ha ganado especial relevancia, ya que para los usuarios se trata de un buen augurio frente a la gala de los Premios de la Academia. La conversación alrededor de este último galardón obtenido por la cinta producida por Netflix se ha seguido con la etiqueta “Mejor Película Internacional”, misma que en los últimos 100 tweets ha generado 12 millones 489 mil 138 impresiones y 6 millones 558 mil 714 cuentas alcanzadas según Tweetreach.

Cine más incluyente

Desde las películas y sus argumentos hasta la composición y logística de los principales festivales del sector, hablan de una industria cinematográfica en la que el discurso que busca premiar es el de la inclusión. Roma parece ser una bandera de este movimiento.

Esta edición de los Oscar será el gran ejemplo. Los organizadores de esta edición buscan romper con la percepción de falta de inclusión relacionada a los Oscar y su propuesta no sólo se siente con el nombramiento de Diego Luna como presentador de una de las categorías más importantes.

Recordemos que Black Panther, de Marvel Studios, es la primera película de superhéroes en ganar una nominación a Mejor Película.

La decisión de hacer de los Oscar un certamen mucho más incluyente puede responder a la necesidad de la Academia por llegar a nuevos públicos y reactivar el interés de los amantes del cine ante las bajas cifras de audiencia que ha registrado sus últimas entregas.

A decir de Hollywood Reproter, la ceremonia del año pasado tuvo mayor público entre las 20 y las 23 horas, con 18.9 por ciento de rating. Sin embargo, en su edición de 2017, la transmisión tuvo un rating de 22.4 con 32.9 millones de espectadores. Así es que de un año a otro tuvo una caída del 16 por ciento.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.