• Antes de ser CMO de Global Beverages, Rios era vicepresidente de marketing en Norteamérica

  • También se desempeñó como director de mercadotecnia de servicios de alimentos

  • En su momento, se desempeñó en Pepsico México y Procter&Gamble

El rol del CMO en las empresas pueden ser verdaderamente transformador para el éxito de las marcas. Su influencia incluso puede ser más grande que la del mismo CEO. Ejemplo de ello es el esfuerzo del director de marketing interino de WeWork para recuperar el poder del negocio. También se puede nombrar el caso de Victoria’s Secret, que se desmoronó en buena parte por los comentarios de Ed Razek.  O bien, las contratación de la NBA para este puesto en julio.

Lo cierto es que el CMO es el director de orquesta para la cara que muestran las marcas al mundo. De acuerdo con Accenture, estos líderes son cruciales al momento de forjar un lugar para las empresas como pioneras de sus mercados. Best Media Info que, en mercados como la India (que se ha tratado de eliminar este rol), las consecuencias no han sido positivas. La ANA además los considera la pieza clave para ejecutar una estrategia de híper-relevancia.

Así pues, con este contexto, se puede observar una preocupante tendencia en muchas de las compañías más exitosas del mundo. Una gran cantidad de marcas están perdiendo poco a poco a la gente que se desempeñaba como CMO. No solo en escándalos o problemas que podrían haber causado su despido por mal desempeño. De hecho, es común ver expertos de marketing que abandonan sus empresas para descansar o entrar a otros proyectos distintos.

Otro a la lista: Se va el CMO de Pepsi

Hay un nuevo nombre en esta curiosa lista: Roberto Ríos. De acuerdo con The Drum, el experto de marketing de Pepsi acaba de abandonar su puesto como CMO. Esto, después de una carrera de siete años en la que supervisó la estrategia comercial de muchas bebidas de la compañía. Se espera que el especialista se una, con el mismo puesto, al equipo de Schwan. Este negocio es una plataforma en línea especializada en la compra digital de alimentos.


Notas relacionadas


De acuerdo con su perfil de LinkedIn, el ahora ex-CMO de Pepsi ya se encuentra laborando para Schwan. En esta plataforma en línea, se espera que el experto ayude a la compañía a completar su proceso de transformación digital. Todavía no se ha anunciado quién podría reemplazarlo en la empresa de bebidas no-alcohólicas. Asimismo, tampoco es claro si ya dejó sus responsabilidades en la refresquera o todavía seguirá cerrando proyectos pendientes.

El éxodo de los directivos de marketing

Pepsi no es la única empresa que pierde a su CMO recientemente. La directora de marketing de LinkedIn también anunció su salida de la plataforma en septiembre, para pasar tiempo con su familia. En marzo Netflix también vio partir a Kelly Bennet, tras casi siete años en el puesto, sin haberse nombrado un sucesor. A mediados del año, Uber también quedó sin líder en su departamento de mercadotecnia. Por ello se decidió a renovar su estructura y no reemplazarlo.

Hay claramente un problema importante entre las marcas en lo que respecta a sus ejecutivos de marketing. El primero es claramente el burnout. Más de un CMO ha dicho que se va a separar de su cargo para poder tener más tiempo junto con su familia o estar en un rol que se ajuste mejor a sus expectativas personales. Es claro que muchas marcas están poniendo más presión de la adecuada a sus directivos. Y esto, a su vez, los está ahuyentando en bandadas.

Por otro lado, también parece evidente que los CMO están buscando salirse de su caja y explorar nuevos retos. Muchas de las personas que salen de estos roles no se quedan dentro de la misma industria. En cambio prefieren cambiarse a un sector totalmente distinto. Así pues, hay un hastío generalizado entre los mayores directivos de la industria. Algo que las empresas deberían de tener en cuenta en sus estrategias de retención y motivación hacia sus directivos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299