La revista Elle permite a sus lectoras ser protagonistas de la portada del último número

Australia.- La edición australiana de la conocida revista Elle ha tenido una idea de lo más ocurrente para la portada de su último número. Ni sensuales modelos ni actrices. La publicación ha permitido ser protagonistas a sus lectoras. ¿Cómo? Muy sencillo, sustituyendo la portada convencional por una especie de espejo.

Notas relacionadas:
4 modelos que cambian el concepto actual de belleza
La representación de la belleza en la publicidad “fatiga” al consumidor, según un estudio
Un vestido naranja y negro en la portada de Elle siembra la polémica en Ucrania

Bajo el lema #BeTheCover, Elle ha querido que en este número cada clienta sea la estrella de la revista y, por ello, ha elegido un material parecido a un espejo que, dicho sea de paso, no ofrece una imagen muy nítida, pero es lo más parecido a verse reflejado en uno tradicional.

El propósito de esta original iniciativa de Elle Australia ha sido, según explican en la portada, “celebrar el épico retrato de lo que significa ser mujer”. Con esta acción, la revista ha arrojado una lanza a favor de la belleza femenina en sí misma, sin estereotipos o cánones impuestos por la sociedad.

Las reacciones a esta ocurrencia no se han hecho esperar en las redes sociales. Concretamente en Instagram, una publicación que introducía la peculiaridad del último número de la revista ha recibido más de 1.200 ‘me gusta’. Tampoco han faltado en esta red social instantáneas de las lectores con su nueva adquisición.