• Se estima que, solo en Estados Unidos, 270 personas perdieron la vida en cruces de tren y carreteras en 2018

  • Google, Microsoft y Apple son las marcas más valiosas de todo el mundo, según Statista, solo debajo de Amazon

  • Críticos han acusado a estas y otras marcas de priorizar su modelo de negocio y no la seguridad de los usuarios

Para cualquier marca, la seguridad de su oferta debería ser una prioridad. Según la industria, cada marca aborda el reto de manera distinta. Para las redes sociales y plataformas similares, su prioridad sería resguardar la integridad de la información personal. En el caso de las automotrices, sus automóviles deberían asegurar a los usuarios que pueden viajar sin peligro. En el caso de los servicios, se debe procurar que no pongan en riesgo la vida de las personas.

Un reporte citado por Político apunta que Google, Apple y Microsoft se han rehusado a poner una función de seguridad a sus apps de mapas: cruces de tren. El documento apunta que desde 2016 se ha pedido a las tecnológicas agregar visiblemente estos elementos en sus programas de navegación, para reducir accidentes fatales. Pero ninguna de éstas empresas, u otras 11 que también se mencionan, han comentado ni implementado esta característica.

Seguridad física: la nueva preocupación de las tecnológicas

Estas marcas no son las únicas que se han metido en problemas por supuestos problemas de seguridad en sus productos y servicios. En 2018, modelos tanto de Ford como de Nissan tuvieron malos resultados durante varias pruebas. Por otro lado, Fisher-Price y Ikea tuvieron que retirar productos para infantes de sus tiendas por riesgos de lesiones y hasta muerte. Boeing, a raíz del 737 Max, deberá pagar enormes sumas de indemnización a las víctimas.

Cumplir con los parámetros de seguridad es una tarea difícil para las marcas. Como apunta Intertek, no solo hay distintos parámetros legales en cada país y región, por lo que cumplir con todos puede ser retador para las empresas de alcance global. Además, como apunta un estudio de la Universidad de Hong Kong, asegurar a los consumidores que los productos son seguros es una inigualable oportunidad de posicionamiento.

Dada la influencia de las compañías de tecnología, estos temores de seguridad, en especial con respecto a la integridad física, también deben ser parte de sus temas prioritarios. Las empresas que no sepan abordar estas preocupaciones de la audiencia, tampoco serán capaces de crear confianza en el público. Al mismo tiempo, aquellas marcas que aborden proactivamente estos miedos y necesidades, tendrán una ventaja competitiva contundente.