¿Cómo remodelar una página web sin fracasar en el intento?

consumidores
Foto: Bigstock

Asegurarse de estar acorde con las tendencias es motivo suficiente para hacer una remodelación, sobre todo digital. Por supuesto, siempre es recomendable optimizarlo para mejorar en el ranking de búsquedas y tener mayor participación en los motores de búsqueda, pero las empresas pueden hacer esta tarea con base en el giro comercial y su modelo de negocio. Un sitio web debe mostrar tu trabajo para cerrar el trato desde las visitas al portal.

“¿Cuál es la línea que separa a un sitio web regular para convertirse en uno de los mejores?” es de las preguntas más frecuentes que los profesionales de mercadotecnia digital se hacen. La realidad es que mantener satisfechos a los clientes siempre va de la mano con un pensamiento hacia ellos. Actualmente es imprescindible tener canales digitales, ya que son las herramientas de mercadotecnia y ventas más importantes.

Según BlueCorona, el 93 por ciento de las experiencias en línea comienzan desde el lugar que tiene en los motores de búsqueda. Es decir, si un sitio no puede ser encontrado por clientes potenciales, puede que ni siquiera la marca exista para ellos. Para sobresalir hay que ajustarse a los cambios, sobre todo en la imagen que quieres proyectar de forma digital. De acuerdo con CMO Council, al menos 48 por ciento de personas consideran que el diseño de un sitio web es factor para decidir la credibilidad de un negocio.

Asegurarse de tener los elementos clave para resaltar e incrementar la interacción de los usuarios con una página web puede ser la acción que incremente y proyecte la acción y participación de negocio de una marca.

Algunas características de un buen sitio

Interfaz rápida: El promedio que tiene un usuario para decidir si seguirá dentro de la página de una marca no es mayor a tres segundos. Debes optimizar sus componentes, tales como videos, fotos y banners de interacción para que no sobrecarguen el servidor en el que funciona y sea rápido de abrir.

Adaptación móvil: Ahora el tráfico móvil sobrepasa al que se genera en equipos fijos. Antes de remodelar, se tiene que tomar en cuenta la forma en la se verá por los navegadores en dispositivos móviles.

HTTPS: Asegura la confianza de los usuarios con códigos de seguridad adecuados, ya que Google se fija en esta característica para determinar su posición dentro de su buscador.

Nombre y enlace. Los visitantes de un sitio web deben conocer apropiadamente lo que están viendo, sobre todo para recomendarlo con otros usuarios. Si ya tienes un nombre, considera que debes adaptarlo para que sea interesante para los consumidores.

Ofrece una pestaña de contacto: Los internautas actuales investigan a las empresas, ya que están acostumbrados a tener acceso a la información. Introduce una pestaña para que conozcan a tu marca, además aprovéchala para exponer otros canales sociales de tu marca.