CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Relato de una sociedad civil que ha respondido con heroísmo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Sindemia contagiosa que nos seguirá impactado despiadadamente
Tokio-Carlos-Vargas-aspiración

Pues literalmente el impacto ha sido a partir de los hogares, trabajos, negocios y calle y hoy se debate con un gobierno aturdido ante la *sindemia con presagios que generan gran incertidumbre y mucho miedo. 

Durante la actual crisis sanitaria, hemos visto un gobierno insensible ante las necesidades de un sector importante de la sociedad, que no obstante su obligado confinamiento, les ha mantenido altas las tarifas de electricidad, agua y energéticos en general, casi en los mismos niveles previos a la pandemia, sin dar apoyo alguno ante las pérdidas de empleos o cierre de negocios de muchos padres y madres de familia de todas las clases socioeconómicas del país.

La condena de estar enfermo 

Virginia Woolf (1882 – 1941) escribía, en su breve ensayo Estar enfermo: “En la literatura la enfermedad no es uno de los temas principales, como el amor, la guerra o los celos”, dicho ensayo aparece en enero de 1926 en The Criterion, la revista de T. S. Eliot, y remata subrayando que “no existe un registro de esta cotidiana tragedia del cuerpo y de que la literatura y el lenguaje se ocupan poco de la enfermedad”. 

Para la escritora inglesa, que padeció muy de cerca los estragos de la enfermedad, tanto propia como de seres queridos, se vuelve hasta natural abordar a través de la ausencia de la salud pasajes biográficos, crítica social y literaria, y hasta notas humorísticas”. 

Escribir acerca de la enfermedad y sus efectos en la salud, en la economía y en la sociedad no es tema fácil ya que implica una gran responsabilidad para el que lo hace, y, además, exige tener cierto dominio del lenguaje apropiado. No obstante, lo anterior, compartimos estas líneas acerca de los efectos en la sociedad producto de la pandemia por Covid-19, que ha degenerado en sindemia y de “su acompañante”, el confinamiento en más de 500 días de aislamiento social, familiar y laboral. 

Una enorme estela de dolor 

En el mundo y en México la pandemia Covid-19 ha dejado una enorme estela de sufrimiento convertida en enfermedad y muerte; en este país se señalan cifras de más de dos millones de contagiados y algunos cientos miles de muertos; las cifras extraoficiales, basadas en investigaciones por parte de centros reconocidos a nivel nacional e internacional, reflejan proporciones muy superiores a lo dicho por el gobierno mexicano. 

Durante la pandemia, que no ha acabado, se han vivido historias de consternación y angustia de personas en situaciones de incertidumbre, de búsqueda de centros de atención pública, los cuales llegaron a estar saturados o desorganizados, sin recursos económicos y financieros y con gente sin capacitación. Se han visto casos de contagiados que tuvieron la necesidad de asistir a centros privados desembolsando altas cantidades no previstas de dinero y con enorme desgaste emocional y físico. Cientos de miles de personas ha vivido y viven situaciones de enorme tristeza ante los fallecimientos no esperados y el desasosiego por el tema funerario, sin haber podido acompañar y tranquilizar a sus enfermos en las horas de agonía y sin cumplir con ritos familiares o religiosos. 

Épica del cuidado 

En las enfermedades lo que se espera es la compasión, acompañada de la acción, ya sea de apoyo físico, anímico y económico, como nos lo recuerda la famosa epístola de Melchor Ocampo que se leía cuando uno se casaba por lo civil, aquella de “en la muerte y en la enfermedad”. 

Heroínas y héroes 

En las grandes crisis se genera, a nivel social, un sentimiento que se traduce en decidida acción responsable, con sentido humano de solidaridad y subsidiariedad por parte de las personas, hombres y mujeres, en especial de los integrantes de los organismos de la sociedad civil organizada. Podemos hacer una lista enorme de personas, grupos y organismos de la sociedad civil que han sido verdaderos héroes y heroínas en todos los sectores durante esta crisis sanitaria. 

Por ejemplo, en el sector salud: médicos, enfermeras, camilleros, conductores y voluntarios de ambulancias, personal de limpieza, personal administrativo, por supuesto los becarios. En sectores adjuntos: trabajadores de las funerarias, de los panteones y un interminable etcétera. Muchos han sobrellevado la ansiedad y experimentados momentos de pánico, y cuando un paciente fallece, han sufrido vívidamente la situación; todos ellos han cumplido un papel crucial en esta batalla, donde ser fuertes, compasivos, tolerantes y muy humanos es su única y saludable opción. 

Un colosal reto para maestros, alumnos y padres de familia

En el área de la educación, maestras, maestros y alumnos tuvieron que adaptarse y enfrentarse a un desconocido proceso de enseñanza – aprendizaje, con situaciones no previstas con los alumnos, con la tecnología, y en muchos casos, con las autoridades, ante un nuevo contexto que alteró sus programas, sus planes y finanzas, lo que se replanteó, sin estandarización alguna, todo el sistema educativo. 

En el hogar es el lugar en el cual confluyeron actividades no propias del hogar, donde supone es un lugar de privacidad y de descanso, para convertirse, de la noche a la mañana, en gimnasio, oficina, restaurante, escuela, etcétera, y muchas de estas familias sin recursos económicos, financieros y de espacio para resolver este nuevo contexto. 

Cuentas claras ante una huella imborrable

“El pasado es un lugar de referencia, más no de residencia”: Dr. Willie Jolley. 

Entendemos que esta pandemia de Covid-19 en algún momento pasará a la historia como un capítulo de la vida de las personas y de las naciones, que dejará una huella imborrable por haber alterado los cimientos de la sociedad, con millones de familias afectadas por el fallecimiento de sus seres queridos, de sus compañeros de trabajo, de colaboradores, de amigos, muchos de los cuales no tenían por qué morir. 

La pandemia o sindemia llegarán a domarse, pero permanecerán cuentas por saldar de gobiernos y políticos irresponsables, indiferentes, dado que, por la grave afectación a la moral, a la economía y a la salud de las personas, familias, comunidades y naciones habrá que someterlos a juicio, no permitir la impunidad por dichas cuentas a saldar. Debemos tener muy presente en el tiempo a los organismos de la sociedad civil vilipendiados, la clase media ninguneada, los padres de niños con cáncer olvidados, despreciados, vilmente ofendidos y muchos sectores abandonados a la mano de Dios. 

La persona es primero 

“El que tiene salud, tiene esperanza; quien tiene esperanza, lo tiene todo” … 

El ser humano debe ser el centro de las acciones de la sociedad civil y de los gobiernos. Por sus características, se plantea que más que una pandemia es una *sindemia, que es la suma de dos o más epidemias. El editor jefe de The Lancet propone analizar al virus desde un enfoque biológico y social, de ahí dicho término, y es aquí donde hacemos énfasis en fortalecer una sólida cultura humanista en la familia, en las comunidades, en el trabajo, entre los gobernantes y en cada uno de todos los integrantes de la sociedad.

Para concluir, necesitamos que esa cultura humanista anteponga a la persona en todos los aspectos de nuestras vidas; la persona es primero, sin olvidar que, a final de cuentas, “somos los demás de los demás” y que “con la vara que se mida seremos medidos”, como nos recuerda la Biblia.

* Una sindemia es la suma de dos o más epidemias o brotes de enfermedades concurrentes o secuenciales en una población con interacciones biológicas, que exacerban el pronóstico y carga de la enfermedad.

Nota: si estás de acuerdo comparte esta colaboración y recuerda, no bajemos la guardia y sigamos con el #QuédateEnCasa y por favor #UsaCubrebocas 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados