• Según estimados recopilados por Medium, la industria del porno podría valer hasta 97 mil millones de dólares

  • Pornhub, uno de los sitios líderes del mercado, es el número 26 más visitado del mundo según el Ranking Alexa

  • Algunas organizaciones apuntan que la mitad de los hombres son expuestos a estos materiales antes de los 13 años

Se suma un nuevo enemigo a la larga lista de Reino Unido. De acuerdo con AP, el gobierno británico quiere empezar a implementar medidas más estrictas de control sobre los sitios porno. Específicamente, quiere que estas páginas mejoren sus políticas de acceso. Esto, con el objetivo de asegurar que todos sus usuarios cumplan con la mayoría de edad.

Al mismo tiempo estas ambiciones han generado varias preocupaciones en cuestión de privacidad y competencia. Algunos agentes afirman que las reglas podrían provocar la quiebra de algunos estudios porno independientes. Otros creen que implementar esta verificación de datos le daría demasiado poder a las compañías de la industria. De cualquier forma, las reglas empezarán a implementarse dentro de seis meses.

El porno y la ciberseguridad

La industria suele desenvolverse con bajo perfil, pero ya se ha sumado al ciclo de noticias en otras ocasiones. En diciembre pasado, la red social Tumblr prohibió casi todo el contenido sexualmente explícito de su plataforma. Por su parte, Facebook dedicó, en marzo pasado, parte de su esfuerzo en Inteligencia Artificial para luchar contra la difusión del porno de venganza.

Vale la pena destacar que el caso de Reino Unido trae una preocupación válida a la mesa. Por un lado, los reguladores reconocen que estas medidas no evitarán que todos los menores de edad consigan material porno. El objetivo de hecho está encaminado a impedir que niños más pequeños encuentren accidentalmente estos contenidos. Al mismo tiempo, ya otros sitios de contenido para adultos han sufrido severas filtraciones de información personal.

No cabe duda que la industria del porno necesita regulación. Después de todo, es de las más exitosas del mundo, a pesar de que existen pocas cifras oficiales sobre su operación. Pero si las autoridades británicas quieren regularla, necesitan caminar con cuidado. En su impulso por proteger a ciertas poblaciones, podrían estar preparando el terreno para fomentar más eventos como los que han estado penalizando los últimos días.