Reebok busca tomar nueva vida con patrocinio a la UFC

Internacional.- Desde que Reebok fue adquirida por Adidas en 2005, el papel de la firma de origen británico ha cambiado radicalmente, pasando de ser una marca enfocada a los deportes de conjunto a preocuparse especialmente por el acondicionamiento físico, lo cual de cierto modo le ha relegado a un papel secundario; situación que podría cambiar radicalmente en los próximos años gracias a una importante patrocinio sellado este martes.

Notas relacionadas:
Multan a Reebok por publicidad engañosa de su línea EasyTone
“No les dio alas”: Red Bull pagará 13 millones de dólares por publicidad engañosa
Claro paga un Mini Cooper por hacer publicidad engañosa

Con la firme intención de mantener su foco en el fitness y la actividad física extrema (como demuestra su alianza con Spartan Race), la compañía subsidiaria de Adidas presentó este martes de manera oficial su acuerdo con la UFC, mismo que le convertirá en el proveedor oficial de todos y cada uno de los peleadores que conforman el Ultimate Fighter Championship por los próximos 6 años.

Aunque no se dieron a conocer cifras oficiales del acuerdo, el portal SportsPro estima que el valor del acuerdo ronda los 11.6 millones de dólares anuales (70 totales), mientras que el CEO de la UFC, Lorenzo Fertitta, aseguró que se trata del acuerdo no televisivo más lucrativo en la historia de la compañía, mientras que el presidente de la competición Dana White, informó que todo el dinero que se genere a partir de este acuerdo irá directamente a los bolsillos de los 500 peleadores.

De tal modo, a partir del próximo 6 de julio todos los peleadores de la UFC deberán de vestir la marca británica tanto en los enfrentamientos, como en cualquier acto promocional de los mismos, aunque podrán vestir sin ningún problema indumentarias de cualquier otra marca fuera de estos actos.

Con este acuerdo Reebok se asegura una nueva vida al ligarse a uno de los eventos deportivos de más rápido crecimiento, tal y como lo demostró agotando localidades para el evento celebrado en la Arena Ciudad de México apenas unos días después de que éstas fueran puestas a la venta.