México se perfila como la onceava economía más importante del planeta y la segunda en América Latina de acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo; asimismo, según pronósticos de Bloomberg y The Economist, el país se convertirá en la octava potencia económica durante 2050, por lo que para lograr esta proyección, el turismo resulta un pilar fundamental.

La importancia de contar con eventos y reuniones de talla internacional adquiere una dimensión determinante, pues se trata de poner al territorio nacional como un referente no sólo de turismo, sino de negocios e inversión, de tal modo que contar con recintos de primera calidad es una pieza clave en las proyecciones de crecimiento.

Según la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones, México ocupa el quinto lugar de América Latina en cuanto al número de eventos que recibe, mientras que a nivel mundial se trata del puesto 22, con 198 congresos durante 2017. En cuanto a las organizaciones de gran escala, la capital del país recibió el Congreso Mundial de Cardiología y Salud Cardiovascular con 5 mil participantes y el Gran Premio de Fórmula Uno con 317 mil espectadores.

Jaime Zevada, jefe financiero de CIE, refirió que para acoger de nueva cuenta y tras 22 años de ausencia al “gran circo”, se debió hacer una reestructuración del Autódromo de los Hermanos Rodríguez, para lo cual se hizo una inversión de 50 millones de dólares; y es que “aunque en general el autódromo cumplía con algunos requerimientos, teníamos que adaptarlo a lo que se necesita y exige para este tipo de eventos”.

Tras las tres ediciones del Gran Premio de México, mismas que han sido reconocidas como las mejores organizaciones de todo el calendario, el objetivo, indicó el directivo es continuar promoviendo al país; pero no solo se trata de la imagen al exterior del país, sino de ser un detonante para las marcas.

Grupo Sicario, a través de su división Código de Barras, es el encargado de la venta de bebidas alcohólicas en el Gran Premio; durante las ediciones 2016 y 2017, se atendieron en promedio 5 mil 829 metros cuadrados de barra.

Roger Keesling, director general de Código de Barras señaló que derivado de ser parte de un evento de talla internacional, la especialización tanto en planeación así como en ejecución y preparación les ha dado la posibilidad de competir por desarrollar la logística para otros eventos y fomentó la alianza comercial con otras marcas.

DE MÍTICO A LEGENDARIO

Durante la parte final del año, la Ciudad de México tendrá como oferta de entretenimiento en diferentes categorías 120 eventos para que tanto habitantes como turistas puedan acceder a alguna de estas ofertas; siendo uno de los más importantes el del 19 de noviembre en el Estadio Azteca, el partido de futbol americano entre Los Ángeles Rams y los Jefes de Kansas City.

Jorge Loperena, director de mecadotecnia y medios de la oficina de NFL en México.

Jorge Loperena, director de mercadotecnia y medios de la oficina de la NFL en México, calificó de memorable este hecho, derivado de los resultados de los encuentros anteriores celebrados en el país; de igual forma se dijo entusiasmado de que el país logre mantenerse como des- tino de la liga norteamericana durante los próximos años.

Y es que los 295 millones de dólares que dejó el partido de americano durante 2016, más la atracción de 21 mil 500 turistas a la ciudad, de los cuales 9 mil 500 provenían del extranjero, convirtieron a la capital y al Estadio Azteca en un referente de un deporte que no es propio de México.

ESCENARIO HISTÓRICO

De igual forma, otro hecho que catapulta la reputación del “Coloso de Santa Úrsula” es el hecho de que recibirá su tercer Copa del Mundo en el año 2026, lo que le permitirá ser sede del mayor evento del futbol por tercera ocasión, Raúl Orvañanos especialista en futbol de Fox Sports consideró que el Estadio Azteca se consagra como un recinto único en este deporte tras ser el escenario que más finales ha disputado y que además fue testigo de ser el lugar donde los jugadores más grandes de la historia se coronaron.

El Auditorio Nacional es reconocido como uno de los cinco mejores recintos de eventos en vivo, además de que ha ganado en seis ocasiones consecutivas el primer lugar en cuanto a boletos vendidos, correspondiente a la capacidad de aforo (10 mil butacas) al ofertar alrededor de un millón 465 mil boletos, 20 por ciento por encima del Radio City Music Hall de Nueva York.

ALEGRÍA CON EL ARTE

Eduardo Amerena, coordinador ejecutivo del Auditorio Nacional precisó: “Todas las ciudades requieren un Auditorio Nacional, un lugar de encuentro entre el público y el arte, con las mejores condiciones técnicas de óptica y sonido, que tenga una fácil accesibilidad por su ubicación, por las vías y transportes y donde los artistas tengan un foro donde expresarse, donde el llegar ahí te establece una marca, tu ya llegas al Auditorio y ya eres otro artista, porque tienes comunicación con un público mucho más amplío y mucho más exigente; entonces es una nota de honor para los artistas”.

De igual forma, el coordinador señaló que se trata de un coloso que cuesta trabajo moverlo pero que una vez en marcha ya no se puede detener, ya que al contar con una variedad de espectáculos diferentes, se deben integrar los equipos de trabajo con la tecnología con la que cuenta el lugar. Se trata de una institución de un valor inapreciable, “no hay nada en el país que pueda decirse parecido al Auditorio, es un ícono de la Ciudad de México”, destacó Amerena.

Como hemos visto, la capital del país cuenta con recintos de clase mundial que son reconocidos e incluso anhelados tanto por aficionados o espectadores como por artistas, deportistas u organizadores. No obstante, la Ciudad de México, y el país en general, también se destaca por ser un destino atractivo para el turismo de reuniones.

CONVENCIONES Y REUNIONES

Datos de la Sectur sostienen que los recintos feriales en México generaron ventas por 6.2 mil millones de dólares durante 2012 (último año del que se tiene un resumen
ejecutivo).

Francisco Medina, director de mercadotecnia de Expo Santa Fe.

Francisco Medina director de mercadotecnia de Expo Santa Fe detalló que para lograr una reputación en el ámbito de los recintos de convenciones y exposiciones se debe de realizar un arduo trabajo de relaciones públicas así como de relación con organismos y asociaciones nacionales e internacionales, además de los años de experiencia del personal, puesto que esto ayuda al manejo de grandes eventos.

Con 180 eventos al año, el recinto está ubicado estratégicamente, ya que Santa Fe es una de las zonas más activas de la Ciudad de México al contar con una población flotante de 250 mil personas diarias, lo que representa una oportunidad en un lugar donde se encuentran principales corporativos.