3 Razones por las que no debes comprar seguidores en redes sociales

fake followers
Imagen: Bigstock

En estos tiempos donde la comunidad de consumidores y seguidores de una marca se orienta por la vía digital, ya que el número de usuarios en redes sociales, según estimados de Social Bakers, las plataformas más utilizadas -en conjunto- superan las 5 mil millones de cuentas a nivel mundial, es una necesidad tener estos canales para atender las necesidades de consumo.

El papel de las marcas reconocidas también tiene peso en estas ventanillas digitales. Mientras más seguidores tenga una en sus espacios de atención de social media, mayor reconocimiento digital tendrá (en función de la visibilidad al usuario por redes sociales, no del tráfico web y sus conversiones). 

De acuerdo con estimados de Statista, se advierte que el número de usuarios de redes sociales será de 70 millones en México para este año. Las plataformas son parte del día a día de millones de personas en el mundo, al punto de que han transformado la forma en la que se hace marketing.

 

 

Sin embargo, el juego ha cambiado de forma exponencial. Para tener una idea más clara de lo que ocurre entre consumidores y su desenvolvimiento en redes sociales, la tendencia de prioridad se ha modificado en función del número de seguidores que tienen. Lo que ha originado la compra de seguidores como parte de sus estrategias digitales, aunque este servicio parezca negativo para el crecimiento y la comunidad real de una firma.

Aunque el número sí importa, está demostrado que la calidad y la importancia del contenido siempre termina por esclarecer el reconocimiento verdadero de los usuarios hacia una marca. Al momento de comprar audiencias, si vendes un producto, ninguno de ellos te lo comprará pues lo que realizas realmente no es de su interés.

Razones principales por las que no debes comprar seguidores

  • Plataformas como Facebook tienen una política de privacidad que dicta normas de uso de muy estrictas. La red social puede llegar a cerrar una página o cuenta que reciba “Me gusta” pagados de forma masiva.
  • Afecta a la reputación de una marca, ya que al momento de ofrecer contenido este no será tomado en cuenta y caerá de forma dramática.
  • Estás engañando directamente a tus posibles clientes o lectores, ya que no presentas un número real de “Me gusta” que tienes en la red social. De esta forma, no generarás engagement, fundamental para sobresalir en social media.