• La campaña fue diseñada con el apoyo de la agencia Buzzman

  • Como el departamento está en Bélgica, solo gente originaria de este país puede participar

  • Apenas hace dos años que la cadena de comida rápida de hecho llego a esta nación europea

No es poco común que las empresas lancen una campaña con alguna recompensa para un grupo de consumidores con suerte. Pepsi, en una activación con Cardi B, prometió varios premios con dinero en efectivo. KFC, por el Día de Muertos, retó a su público a publicar su propio obituario para ganar una muestra de un nuevo producto en España. También está el ejemplo de Xbox y Lego, que dieron un auto de juguete a un influencer para un anuncio.

Este tipo de campaña, donde las marcas regalan productos, descuentos y beneficios a los consumidores no son nuevas. De acuerdo con Short Stack, se trata de estrategias que están enfocadas a unir comunidades y provocar ruido alrededor de las compañías. EasyPromosBlog apunta que también pueden ser un complemento bastante atinado a las técnicas de inbound marketing. Por su parte, Annex Cloud cree que generan lealtad y fomentan la conversación.

Todos estos principios son ciertos, pero eso no quita que una campaña con premios y otras recompensas es también uno de los trucos más viejos en el libro de marketing. Por lo general siguen la misma regla básica. Los usuarios deben seguir una serie de dinámicas, que por lo general tienen que ver con comprar productos de la empresa y registrarse en el sitio.  Luego, se hace un sorteo y  hay un ganador. Hacen falta proyectos distintos para en verdad sobresalir.

Una campaña que regala un departamento

Si se trata de llamar la atención y renovar estrategias, pocas empresas lo hacen tan bien como Burger King. Y con su campaña Home of The Other Whopper, la cadena de comida rápida lo vuelve a hacer, esta vez con las estrategias de premios. La empresa acaba de anunciar que regalará un mes de renta gratuita en un departamento encima de uno de sus restaurantes. Pero para siquiera poder participar, hay un truco: la persona tiene que llamarse Whopper.


Notas relacionadas


Con el lanzamiento de la promoción, Burger King también lanzó un video promocional. En la campaña se puede ver el departamento, perfectamente brandeado y amueblado conforme a la personalidad de la marca. En la campaña se puede ver una cama en forma de hamburguesa, así como letreros por toda la casa para referirse a “el otro Whopper”. Lo único que le falta a esta vivienda es una cocina. Y es que viviendo sobre uno de sus locales, ¿quién necesita una?

Rompiendo las expectativas de los consumidores

No sería la primera vez que una marca pone una vivienda en juego como parte de una simple campaña. En agosto, la cadena de sandwiches Jimmy John’s le ofreció a su público regalarle una casa a una familia de fanáticos, a la distancia perfecta para pedir a domicilio. Lo único que tenían que hacer las personas era explicar en una carta por qué querían el premio. En octubre, aunque no la regaló, Bungalo filmó un gran anuncio de Halloween en una de sus propiedades.

¿Por qué es tan llamativa la iniciativa de Burger King, a pesar que muchas otras marcas han hecho promociones del estilo? De inicio, se trata de un departamento. Son pocas empresas las que se animarían a regalar una vivienda, aunque sea de forma temporal, a una persona solo porque sí. Pero más allá del gesto, lo que llama la atención es la dinámica. Como ya se dijo, una campaña de este tipo por lo general implica llenar formularios y hacer sorteos aburridos.

Burger King, al poner un requisito tan aleatorio (pero tan adecuado a su marca) como tener el nombre Whopper, no solo le da frescura a una estrategia de marketing que está desgastada. Además, abre la puerta a que los verdaderos fanáticos de la marca salgan a la luz e incluso le den rienda suela a su lealtad. Eso sin contar, por supuesto, la atención mediática adicional que va a recibir en los próximos días. Por eso es importante innovar: para sobresalir de los rivales.