El mercado de los bienes raíces puede ser caótico. No solo cada zona de un mismo país tiene tendencias diferentes que impactan las inversiones. Además, varios factores pueden influir en el valor de un inmueble terminado. Así pues, es crucial que se manejen con mucho cuidado. Incluso si, por ejemplo, solo se quiere expandir una casa. En estos casos, Dimphna Cabello, Broker de REMAX Savic en Interlomas, Estado de México, recomienda seguir cuatro pasos:

Contratar a un experto para manejar el proyecto de expansión del inmueble

Primero, es indispensable que alguien esté al frente de la ampliación de la casa. En concreto, es crucial tener en la nómina a un arquitecto especializado. Estos profesionales no solo podrán dibujar los planos concretos de lo que la familia quiera para su hogar. Además, podrá realizar algunas sugerencias para mejorar el aspecto o fortaleza del proyecto. Por ejemplo, que sea más resistente, pueda verse más amplio o siga mejor la estética de la construcción original.

Solicitar cálculos estructurales

No siempre es posible que se le haga cualquier ampliación o modificación a un inmueble. En ocasiones, la casa no tiene las condiciones adecuadas para que se haga exactamente lo que la familia necesita del proyecto. En este sentido, es crucial evaluar si la idea es factible. Resulta también indispensable identificar si la estructura es lo suficientemente robusta para aguantar la expansión en el largo plazo. De lo contrario podría causar daños durante o después de la obra.

Pedir una licencia de construcción para el inmueble

Que sea tu casa no significa que se le puede hacer cualquier modificación estructural a conveniencia. Es indispensable informar y recibir los permisos adecuados de las autoridades correspondientes. Durante el proceso, no solo se van a expedir los documentos para darle continuidad al proyecto sin problemas. También se podrán tramitar otros documentos de gran importancia, como planos de plantas. planos estructurales, entre otros papeles cruciales.

Al terminar, informar de nuevo al gobierno

Tal y como se debe informar a las autoridades que se empezó una obra en el inmueble, también deben saber cuando los trabajos hayan concluido. De esta forma, no solo se podrá tener en regla la propiedad y no se correrá el riesgo de violar ciertas reglas y estar expuestos a cometer algún crimen o falta administrativa. Además, se podrá concluir un trámite rápidamente que no se puede dejar al aire, por el riesgo de posibles penalizaciones a corto o largo plazo.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.