• Para los hablantes nativos de inglés, aprender un idioma como Español o Francés es relativamente sencillo

  • En promedio, esta población requiere 480 horas para tener un dominio básico de estas lenguas

  • Sin embargo, el chino, coreano, árabe y japonés pueden llevar hasta cuatro veces más tiempo

En estadísticas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), para 2016 se realizaron exportaciones por un valor de 3.6 billones de dólares. Esto significa que, diariamente, agentes en diferentes partes del mundo están constantemente intercambiando productos y servicios. La economía global ya trasciende cualquier frontera, ideología o idioma.

Pero eso no significa que éste último factor no sea todavía un elemento importante. Según iLenguages, todavía cuatro de cada 10 personas en el mundo solamente conocen un idioma. Esto no solo limita sus posibilidades cognitivas y culturales. Asimismo, puede convertirse en una importante barrera para el desarrollo profesional en el largo plazo.

Según el UEI College, conocer más de un idioma ayuda a que un CV resalte por encima de la competencia. Asimismo, estos conocimientos tienden a incrementar el salario base por hora en hasta 20 por ciento. Y José Sánchez, cofundador de la iniciativa de aprendizaje de idiomas Políglota México, apunta que puede ayudar a conseguir ascensos, ofertas laborales o altos cargos en marcas internacionales.

Al mismo tiempo, señala el experto, aprender un nuevo idioma no siempre es una tarea sencilla. Pero así como hay herramientas tecnológicas que facilitan el proceso, ciertas técnicas pueden ayudar a que las personas tengan un aprendizaje más dinámico y efectivo:

Escuchar a personas nativas

No hay mejor forma de aprender un idioma extranjero que con la fuente misma. Esta técnica tiene varias ventajas. No solo el proceso es mucho más amigable y menos formal. Además, se pueden aprender expresiones únicas, acentos y características que tal vez en un salón de clases no se podrían obtener.

Traducir, leer y escribir canciones

Como una de las formas de expresión cultural más populares, la música es un buen vehículo de enseñanza. No solo puede ayudar a encontrar nuevas palabras y comprender lentamente algunas reglas del idioma. También permite estar en contacto con estructuras más abstractas y metafóricas.

Un curso para aprender algún idioma

Alguna característica debe tener método tradicional para que sea todavía de los más empleados en el mundo. Las clases estructuradas tienen la ventaja que la persona al mando tiene experiencia académica y conocimiento formal del idioma. Además, hay cada vez más clases que se salen del método establecido y buscan formas más creativas de enseñanza.

Practicar de forma constante

Como muchas otras actividades, dominar un idioma está íntimamente ligado con la repetición. Así pues, si las personas hablan, escriben y escuchan constantemente en algún lenguaje extranjero, será más fácil y rápido e proceso. Así, se puede ir generando una familiarización con el sistema y la forma de emplearlo.

Consumir contenidos subtitulados

Así como con la música, películas y series son también formas interactivas y entretenidas de aprender un idioma. No importa si los subtítulos o el video (incluso, ambos) están en el lenguaje extranjero. En cualquiera de los casos se puede empezar a familiarizar con ciertas expresiones, aprender la estructura escrita y aprender a reconocer la parte auditiva.

loading...