¿Quiénes todavía ven TV abierta? Los más viejos y más pobres

Una investigación en Argentina revela que la audiencia de la TV abierta está compuesta mayoritariamente por personas de más de 50 años, mujeres y de nivel socioeconómico bajo.

La TV abierta pierde terreno en todo el mundo a manos de la TV Paga, de Internet y de los servicios de streaming. Sin embargo, su presencia sigue siendo clave a la hora de las pautas publicitarias.

Una investigación realizada en Argentina muestra quiénes son los que aún mantienen viva a la TV abierta.

“Tres afirmaciones surgen de la actual composición de audiencias: quienes consumen televisión abierta son mayormente mujeres (62%), el nivel socioeconómico predominante es el bajo (57%) y el rango etario que se siente más atraído es el de 50 años o más (45%)”, publicó Perfil en base a los número de la consultora Ibope.

El medio argentino habla de “abandono de lo analógico” y de “la irrupción de lo digital”, en el marco de una salida del “público joven”, que se escapa de la TV abierta “por no sentirse identificado”. También pierde al público “adulto más sofisticado”, porque no tiene contenidos atractivos.

Si bien ese es el promedio, el estudio revela que esos mismos porcentajes se repiten en prácticamente todas las franjas horarias.

“Cuando pensamos un programa que busca apuntar al gran público, en la matriz está que sea simple, sin triples lecturas. En general, apunto al medio del arco, no busco ponerla al lado del palo… A todos nos interesa el rating”, le dijo a Perfil Mariano Chihade, CEO de la productora Mandarina y presidente de la Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (Capit).

Para Pablo Culell, de la productora Underground, “la TV abierta sigue siendo, aunque en menor medida, la que atrae la mayor audiencia multitarget”.

¿Futuro?

Según Chihade, “lo bueno de estos datos es que tenemos televisión para mucho tiempo más. Cuando dicen que a la TV le queda poco, yo digo no. Una persona de 40 años nació con la tele y va a seguir mirándola 40 años más”. Según el productor, “los que hoy tienen 20, sí. A esos los perdimos. Hace mucho que la tele dejó de ser para los chicos”.

Los porcentajes más altos de audiencia en la TV abierta de Argentina, entre los mayores de 50 años. Imagen: Juan Pablo Mansilla (@juanpmansilla)

Para Culell, “la TV abierta no murió, pero como la conocíamos va camino a desaparecer, al menos en lo que refiere a ficciones. No quiere decir que no habrá más, sino que será más popular y de menor costo”.

El tema es grave. Tanto, que una investigación de Nielsen reveló que las cadenas de televisión abierta en Estados Unidos tienen tan bajo rating que temen que se muestre su audiencia real, por lo que han implementado diversos trucos para burlar el proceso de medición.

En paralelo, de acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Publicidad Multicanal (Lamac), en 2021 la televisión paga tendrá un 56% más audiencia que los canales abiertos.