Aunque existen un gran número de marcas en el mercado, son tres las que se han separado del resto: Apple con iPhone, Samsung con Galaxy S y se les ha sumado Huawei con su serie P y Mate.

Sabemos que el smartphone es un dispositivo indispensable para millones de personas, tanto que se estima que para finales de 2018 habrá cerca de 2 mil 530 millones de usuarios a nivel mundial, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

Un mercado en el que la innovación y vanguardia es el mejor elemento por el que una compañía puede apostar para captar el interés del consumidor y, con ello, generar oportunidades de convertirlo en cliente.

Hoy las presentaciones espectaculares o en grandes eventos dedicados a los dispositivos de consumo se han convertido en un arma de marketing importante para poder conectar e impactar al público, una buena presentación puede ayudar a un gran inicio en ventas.

Y, en el mundo de los smartphone, ya está muy claro que son tres los actores que buscan compiten por la atención de los consumidores: Apple con iPhone y Samsung con su gama Galaxy S, así como por Huawei con la serie P y Mate.

Precisamente la marca china realizó la presentación del Mate 20 y Mate 20 Pro, su segundo flagship que tendrá como misión consolidarla como la segunda fabricante y en ventas de smartphones a nivel mundial al cierre del año; sus principales rivales son el iPhone Xs Max de Apple, así como el Galaxy Note 9, de Samsung.