¿Qué tan bien suena la traducción literal de algunas marcas al español? 15 ejemplos lo ponen a prueba

Internacional.-. La paradoja que la globalización y la exigencia de los consumidores por estrategias de mercadotecnia, productos y marcas cada vez más personalizadas, elegir el nombre que representará a una firma comercial es una tarea cada vez más complicada, en donde uno de los dilemas más frecuentes es el idioma en el que cada marca se presentará.

Notas relacionadas:
15 marcas cuyos nombres estás pronunciando mal
Vino Follador y otras marcas con nombres peculiares
5 curiosos datos sobre nombres de marcas

Aunque idiomas como el mandarín o el inglés figuran como el primero (+de 955 millones de hablantes) y tercero (+de 360 millones de hablantes) más hablados en todo el mundo, el español -en todas sus versiones- se ubica como la segunda lengua más utilizada en el mundo con más de 455 parlantes a nivel mundial, de acuerdo con datos dados a conocer por RedLine.

De hecho, un reciente estudio realizado por el Instituto Cervantes indica que el español es el segundo idioma más hablado en Facebook y Twitter, así como el número en uno en internet al ser utilizado por casi el 8 por ciento de los usuarios.

A pesar de estas cifras, muchas de las grandes marcas que figuran en el mercado utilizan vocablos alejados del español, ya sea por el origen de la firma o bien por cuestiones de fonética que pueden aumentar la recordación de la firma entre las audiencias.

Pero, ¿qué pasaría si estas marcas se tradujeran de manera textual a la lengua española?

A continuación compartimos una galería con 15 ejemplos de marcas que tratan de dar respuesta a esta curiosa pregunta:

New Balance

Balance

The Body Shop

body

General Motors

GM