x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Qué pasa si uno de los dos millones de boletos no vendidos gana la rifa del avión presidencial

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La Lotería Nacional informó, al cierre de ayer, que solo se vendieron menos del 70 por ciento de los cachitos para el avión presidencial
  • Quienes todavía quieran participar en el sorteo del avión presidencial tienen hasta las 14:00 de hoy para comprar boletos

  • El sorteo se llevará a cabo a las 16:00 horas de la tarde, para dar a conocer a los 100 cachitos ganadores del proceso

  • Cada uno de los premiados deberá presentar identificación oficial, cuenta bancaria y comprobante de domicilio para recibir el depósito

Se espera que la celebración del Día de la Independencia para este 2020 sea especial. No solo por la terrible crisis sanitaria que afecta a todo el mundo, que alterará sustancialmente la forma en que los mexicanos festejarán esta fecha. También porque por fin se tendrá la conclusión de una de las decisiones más controversiales de Andrés Manuel López Obrador (AMLO): la rifa del avión presidencial. Y es que, a solo unas horas del proceso, aún sigue dando de qué hablar.

De acuerdo con La Jornada, la Lotería Nacional informó ayer que ya se habían vendido cuatro millones 179 mil cachitos de la rifa. Frente a los seis millones de boletos que se pusieron a la disposición del público, representa poco menos del 70 por ciento del total. Lo anterior también significa que se logró una recaudación de unos dos mil 89.5 millones de pesos (mdp). Es decir, apenas una fracción más de lo que se necesita para compensar los dos mil mdp en premios.

Lo anterior implica que también hay una posibilidad, de al menos tres de cada 10, que uno de los 100 premios de 20 mdp se vaya a un boleto no premiado. ¿Qué pasa en el caso que la rifa del avión presidencial le corresponda a uno de estos? De acuerdo con Ernesto Prieto Ortega, el director de la Lotería Nacional, se cederá el dinero al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Según Milenio, la compra de cachitos se aceleró en las horas previas a este sorteo.

Al avión presidencial le conviene que nadie se lleve los premios

Hay que reconocer que ésta no ha sido la única decisión controversial del Gobierno federal en su relativamente corto mandato. También por el festejo del Día de la Independencia, se lanzó una queja contra la administración capitalina por presuntamente poner el escudo de Morena en las decoraciones de Zócalo. AMLO generó mucho ruido al intentar registrar su nombre ante el IMPI. Incluso su viaje a la Casa Blanca generó un nivel inusitado de análisis y escepticismo.


Notas relacionadas


Pero el caso específico del avión presidencial es interesante por la forma en la que se llegó a los más de cuatro millones de boletos vendidos. La Jornada informó el sábado que el mismo Insabi repartió cerca de un millón de cachitos de la rifa entre los 951 hospitales de todo el país. Es decir, casi una cuarta parte de las partes que se vendieron fueron compradas por el mismo Instituto que, gane o pierda, recibirá directa o indirectamente los recursos de todo el proceso.

En este sentido, aún hay una pequeña probabilidad que los premios de 20 mdp sean de uno de los ciudadanos o empresarios que adquirieron boletos. Considerando que el Insabi, solo en la operación que se informó el fin de semana, gastó casi 500 mdp, necesita quedarse con al menos una cuarta parte de los premios de la rifa. Así que le conviene mucho al Instituto que gran parte de los boletos ganadores del avión presidencial sean del 30 por ciento no vendido.

Una controversia de principio a fin

Hay que reconocer que la rifa del avión presidencial ha sido un proceso bastante caótico casi desde que se anunció. La simple idea provocó burlas, pues parecía reflejar una incapacidad del Gobierno federal para vender la aeronave, una de sus mayores promesas electorales. En julio, todavía no había conseguido vender ni una tercera parte de todos los boletos. A eso se le deben de sumar los altibajos de la campaña de marketing para promover el sorteo al público.

También se puede decir que la venta de los cachitos del avión presidencial no fue del total agrado de todos. Además que el Insabi fue responsable de comprar una cuarta parte de los boletos vendidos, funcionarios en San Lázaro fueron otra gran fuerza de compra en las últimas semanas. Asimismo, algunos medios reclamaron que se le estaba obligando a empleados de Gobierno a adquirir los suyos. Incluso se pidió la cooperación de los grupos de empresarios.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

clientes

Características de los nuevos clientes postpandemia

La comodidad de comprar desde el hogar sin tener que aglomerarse en las plazas comerciales, están haciendo que el cliente prefiera los formatos en línea, por lo tanto el retail y un grupo numeroso de marcas tendrán que transformar sus estrategias a este escenario digital.