¿Qué mides cuando mides (en Google Analytics)?

Santiago, Chile.- Utilizar Google Analytics es una acción cotidiana, cuando queremos analizar los resultados de nuestra gestión en Social Media, pero a ratos, por falta de tiempo o por desconocimiento, nos quedamos con los parámetros básicos: número de visitas, contenido, tiempo de permanencia y origen geográfico de los usuarios. Sin embargo el sistema te da una serie de posibilidades que es bueno explorar.

El porcentaje de rebote. Este parámetro, para muchos no es demasiado importante, pero si vamos a la raíz de nuestra actividad, debiéramos considerarlo. Sucede que si estamos generando tráfico al sitio web y esta medición comienza a crecer, quiere decir que el sitio tiene algún problema, ya sea de diseño o de contenido. Si necesitas ayuda concreta con respecto a mejorar (bajar) esta cifra, el mismo sistema de GA te da varias ideas en su página de apoyo.

Visitantes nuevos vs recurrentes. Consultar este parámetro con frecuencia, puede darte una idea clara de cómo se va gestando la lealtad de tus visitantes. Asimismo, puedes tomar medidas con respecto a las mejoras del sitio para intentar evitar el porcentaje de rebote. En el siguiente ejemplo, vemos como el porcentaje de visitantes recurrentes permanecen un minuto más en las páginas del sitio, bajando el porcentaje de rebote (de todas formas sigue siendo alto) y constituye un 33% aproximado del total de visitas en el período.




Fuentes de tráfico. Este es, quizás el punto más importante para quienes nos desempeñamos en el campo del Social Media, porque implica la realidad con respecto a nuestra gestión, ya que ‘Social’, se encuentra inserto como sub categoría. Si además, tomamos en cuenta la permanencia en el sitio, tendremos una idea de cómo se desenvuelven los usuarios en sus visitas a nuestras páginas. En una nota reciente de la periodista Margaret Looney en el sitio de International’s Journalist Works, señala que una investigación de Okland Local dio como resultado que quienes son derivados a partir de Twitter permanecen alrededor de un minuto y medio más en la lectura de artículos, en comparación con quienes llegan a través de Facebook o directamente por medio de buscadores. Saca entonces tus conclusiones;)

En todo caso, estos tres son sólo ejemplos de lo que no debemos dejar fuera a la hora de manejar nuestras métricas, pero basta dar una mirada a Google Analytics y nos damos cuenta de que aún hay mucho paño que cortar, muchas categorías o parámetros relacionados que están ahí para mostrarnos los aspectos perfectibles de nuestra gestión.

Más de alguien dirá “¡Yo uso todos los parámetros de ésta y otras herramientas!”. Entonces te respondo ¡En buena hora!