x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Qué llevó a Greenpeace a protestar con una sierra eléctrica gigante en Brasil?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Dos proyectos de empresas petroleras para explorar yacimientos en el mar Atlántico, frente a la desembocadura del Amazonas.

Los proyectos de empresas petroleras para explorar yacimientos en el mar Atlántico, frente a la desembocadura del Amazonas, el río más grande del mundo, ha preocupado a las organizaciones civiles en Brasil, ante el impacto que un accidente de crudo tendría para uno de los ecosistemas más diversos y desconocidos del planeta.

La francesa Total y la británica BP, así como compañías brasileñas, presentaron proyectos al órgano medioambiental brasileño (IBAMA) para autorizar perforaciones exploratorias en pozos petroleros frente a la costa norte de Brasil, en aguas de una profundidad de casi dos kilómetros.

Un grupo de 10 activistas del grupo ecologista Greenpeace se manifestó este martes en Brasilia contra las medidas impulsadas por el gobierno de Michel Temer, que “aumentarán” los riesgos medioambientales y la “persistente deforestación amazónica”.

Bajo su hashtag global (#resista), los manifestantes se concentraron frente a la sede del Congreso Brasileño, ante la cual exhibieron una sierra eléctrica de plástico y de ocho metros de largo, junto a un cartel en el que se leía “el fin de las selvas comienza aquí”.

De acuerdo con el grupo activista, las dos medidas dictadas por el gobierno brasileño en los últimos meses, que están en discusión en el poder legislativo “darán lugar a una fuerte reducción de las áreas protegidas que el país mantiene en la región amazónica, en beneficio de grandes hacendados y productores agropecuarios”.

En febrero, Greenpeace organizó una misión de 20 días con un barco y un pequeño submarino para documentar la existencia de corales hasta hace pocos años desconocidos que se extienden por nueve mil 500 kilómetros.

“Ya hay indicios de que explorar petróleo en esa zona es problemático. La fiscalía brasileña ya recomendó al órgano ambiental que no conceda la licencia de exploración”, dijo Larissa Rodrigues, miembro de Greenpeace experta en energías.

El descubrimiento

Los pozos, inexplorados hasta la fecha, suponen el descubrimiento de una nueva gran reserva de crudo en un país que desde 2006 -cuando fueron anunciados los yacimientos bajo la capa marina del litoral de Río de Janeiro- ha experimentado una revolución en el sector de los hidrocarburos.

Sin embargo, esas eventuales reservas -para cuya exploración ya desembolsaron decenas de millones de dólares las empresas petroleras- pueden suponer un riesgo para el ecosistema amazónico del estado de Amapá, al norte de Brasil, una región poco habitada y hasta hoy muy preservada del Amazonas que está, además, en el punto de mira de productores de soja.

Pescadores, fiscales, investigadores y defensores del medioambiente, así como otros representantes de la sociedad civil, se reunieron el fin de semana en Macapá, la capital de este estado al norte de Brasil, para discutir los eventuales impactos y organizar una resistencia a los planes de desarrollo de la extracción de crudo, así como de la soja.

Algunos investigadores locales, como la profesora Valdemira Ferreira, que se dedica a evaluar los potenciales impactos de un derrame y los planos de emergencia ante esa eventualidad, también reconoció que “es imposible garantizar al 100 por 100” que el medioambiente será preservado si las petroleras logran perforar los pozos.

Las marcas se defienden

Total asegura que sus operaciones en la vecina Guayana Francesa, territorio francés de ultramar, son un ejemplo de que es capaz de extraer crudo sin incidentes, y presentó un documento detallando al gobierno brasileño sus planes para evitar daños al medioambiente.

Pero la Fiscalía brasileña recomendó al IBAMA a principios de mes que “suspenda las actividades y perforación marítima de petróleo en la desembocadura del Amazonas hasta que sean analizados suficientemente los impactos de la actividad sobre la barrera de corales”, según el documento del Ministerio Público.

El anuncio en 2006 del descubrimiento de reservas que superan los 30 mil millones de barriles en aguas ultraprofundas colocó a Brasil comodidad uno de los países con mayor potencial productor del planeta.

Brasil produce actualmente en torno a 2.5 millones de barriles diarios de crudo, incluyendo petróleo, gas y derivados, y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé que esta cifra alcance los 3.7 millones para 2020 y los 5.37 millones en 2040, lo que situará al país entre los 10 mayores productores mundiales.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados