“¿Qué hacía Dios antes de crear el mundo?”

Internacional.- En su discurso en el Festival de las Familias, en Filadelfia, y tras reconocer que el interrogante lo incomodó, el Papa Francisco dio la respuesta a los fieles que lo fueron a ver en Estados Unidos. Un RR.PP. de proporciones bíblicas.

Notas relacionadas:
La visita del Papa Francisco revoluciona Manhattan
3 consejos para detonar una marca mediante relaciones públicas
Las inolvidables selfies de Francisco

Más allá de sus virtudes como máximo líder de la Iglesia Católica, no hay dudas de que Francisco es un gran relacionista público de su propia imagen. Hablando objetivamente, su marketing personal es perfecto, lo aseguran todos los especialistas en el tema.

Una prueba de esto es la anécdota que el propio Papa contó en Filadelfia, en el último día de su visita a los Estados Unidos. En el discurso del ese encuentro con familias del mundo, Francisco recordó una pregunta de un niño (“ustedes saben que los niños preguntan cosas difíciles”, dijo) que lo puso en aprietos y al que, reconoció, le costó contestar. Sin embargo, como el gran RR.PP. que es, encontró los argumentos y las palabras justas para la ocasión.

“Una vez, un chico me preguntó: ‘Padre, ¿qué hacía Dios antes de crear el mundo?’”, expresó Francisco y publicó la agencia ACI Prensa. Ésta fue la respuesta del Papa:

“Les aseguro que me costó contestar, y le dije lo que les digo ahora a ustedes: antes de crear el mundo, Dios amaba, porque Dios es Amor. Pero era tal el amor que tenía en sí mismo, ese amor entre el Padre y el Hijo en el Espíritu Santo. Ese nombre era tan grande, tan desbordante… que -esto no sé si es muy teológico pero lo van a entender-. Era tan grande que no podía ser egoísta, tenía que salir de sí mismo para tener a quién amar fuera de sí mismo y ahí Dios creó al mundo. Ahí Dios hizo esta maravilla en la que vivimos y como estamos un poquito mareados la estamos destruyendo. Lo más lindo que hizo Dios, dice la Biblia, fue la familia. Creó al hombre y a la mujer y les entregó todo, les entregó el mundo: crezcan, multiplíquense, cultiven la tierra, háganla producir, háganla crecer. Todo el amor que hizo en esa creación maravillosa se la entregó a una familia”.