¿Qué está en riesgo en el escándalo de la FIFA? ¿Se irán las marcas?

Deflated soccer ball isolated

México.- La organización que regula el futbol a nivel mundial, la FIFA, enfrenta el problema más grande de los últimos tiempos en el aspecto interno, de patrocinio de marcas y de branding. Te decimos lo que está en riesgo para la FIFA en un caso que se ve que impactará más allá de los estadios de futbol.

Notas relacionadas:
Las impresionantes cifras de la FIFA
Visa y Coca-Cola advierten a la FIFA
El escándalo de la FIFA, en las tapas más creativas del mundo

 

Esta semana varios ejecutivos de alto nivel de la FIFA fueron arrestados como parte de una investigación de corrupción por parte de las autoridades de Estados Unidos, mientras que en Suiza también se investigan posibles corruptelas en relación con los Mundiales de Rusia y Qatar que se jugarán en 2018 y 2022, respectivamente.

La noticia afectó gravemente la imagen de la FIFA a nivel mundial, organización que irónicamente promueve el “Fair Play” como parte de la cultura del futbol, deporte que hace que la FIFA y otros organismos obtengan ganancias millonarias gracias al patrocinio de marcas multinacionales y venta de derechos de transmisión de torneos como el Mundial de futbol o la Copa Confederaciones que se realizan cada cuatro años.

Algunos de los principales patrocinadores de la FIFA como Coca-Cola, McDonald’s, Visa y Adidas, ya mostraron públicamente su preocupación por lo que ocurre al interior de la organización. Especialmente porque estas marcas tienen contratos a largo plazo y el derecho de usar las marcas de la FIFA en sus campañas publicitarias y en los estadios durante las competencias oficiales. Otras compañías que también tendrían que decidir su futuro como sponsors del futbol a nivel mundial son Budweiser, Gazpromo y KIA Motors.

Las marcas establecerán estos días su posición frente al escándalo de corrupción de la FIFA pero difícilmente dejarán su lugar como patrocinadores debido a la gran exposición que ofrecen los torneos oficiales internacionales de este deporte y porque si se van, seguramente sus rivales comerciales tomarían de inmediato su lugar. Entonces, las amenazas de las multinacionales serían en realidad exigencias de cambios dentro de la organización futbolística para proteger su propia imagen.

La noticia “bomba” de las investigaciones llegó con un timing político al interior de la asociación. Este viernes habrá elecciones para saber si el presidente de la FIFA Joseph Blatter se reelegirá para un nuevo periodo, pero sus principales críticos como Michel Platini, que está al frente de la UEFA (que regula el balonpié en Europa) ha exigido que Blatter no participe en la elección. En una conferencia de prensa, citada por Reuters, Joseph Blatter anunció que no renunciará tras el escándalo y se mostró confiado para reelegirse.

Pero este asunto además ya salió de la cancha del futbol y también se convirtió en un asunto diplomático entre Rusia y Estados Unidos. El presidente ruso, Vladimir Putin, salió en defensa de la FIFA y acusó a las autoridades del gobierno estadounidense de perseguir a gente de forma ilegal. “Es otro intento de EUA para ampliar su jurisdicción a otros países”, dijo Putin, según un reporte de CNN.

El próximo Mundial se llevará a cabo en Rusia en 2018.