Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Qué es el tripwire y cómo puede ayudarte en tus conversiones?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El Tripwire debería convertirse en una parte integral de tu embudo de conversión.

El Tripwire funnel se utiliza para acelerar la conversión de la compra de un producto o servicio de forma gradual, empezando por un primer precio más barato antes de llegar a uno más elevado.

El primer paso para iniciar esta estrategia, es hacer una oferta atractiva exponiendo una alternativa de bajo coste a un producto más caro, para que tus conversiones aumenten exponencialmente y así asegurarte futuras compras.

El Tripwire debería convertirse en una parte integral de tu embudo de conversión. De hecho, puedes colocarlo en diferentes etapas del embudo.

Junto al SEO y al marketing de contenidos, se puede aplicar al principio del embudo para aumentar el tráfico y ofrecer un producto/servicio de bajo coste.

Por otro lado, podemos encontrar la estrategia de Tripwire en el medio del embudo. Por ejemplo, enviando unos mails comerciales, vendiendo un producto a una lista de contactos previamente obtenidos.

Y en último lugar, emplear el Tripwire al final del embudo en la fase de retención para mantener la relación con el cliente. La estrategia consiste en reconvertir el cliente ofreciendo un compromiso justo por la compra de un producto más caro y luego insertarlos en otra campaña para asegurar más compras de otros productos/servicios a alto precio.

Actualmente, existen 2 tipos de Tripwire útiles para conseguir más conversiones.

1.Atraer a los usuarios con ofertas de bajo coste.

Por ejemplo, imagina querer empezar a vender un curso online y estimas que el precio adecuado es de 1.000 euros. Lamentablemente sabes que el público que no conoce tu marca, no comprará a la primera de cambio por tanto perderás ventas.

Para conseguir el mayor número de conversiones podrías dividir el curso en varias partes para venderlas por separado. Esto significa vender más productos a un precio más accesible y sobre todo más atractivo.

2. El comportamiento de los consumidores.

Supongamos que ofreces un producto o un servicio con un pago mensual. De repente un cliente que ha estado pagando durante 6 meses se da de baja. Para no perder ese cliente lo recomendable es contactar con él a través de un correo electrónico y preguntarle amablemente los motivos de la baja y qué se podría mejorar del producto o servicio. Posteriormente se le ofrece una buena oferta para que vuelva a ser cliente. Por ejemplo una rebaja de 5 euros al mes en vez de pagar 30 como antes y con la opción de poder darse de baja en cualquier momento.

En conclusión, podemos aplicar la estrategia de Tripwire en muchas de las fases de nuestro embudo siempre y cuando tu producto ofrezca valor, resuelva algún problema de tu público objetivo y que en primera estancia, esté acompañado de una oferta atractiva para asegurarse más conversiones para posteriormente vender tu high ticket.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados