¿Qué es el storydoing y por qué no debes de confundirlo con los patrocinios?

El interés por el storydoing crece cada vez más entre los mercadólogos, cuando descubrimos que suma más de 200 mil resultados en el buscador de Google.

¿Te imaginas que una tienda abra su canal de Youtube, publique un tutorial de cómo hacer una máquina vendedora de cartón, que ofrezca Pepsi, hamburguesas de McDonald’s y papas Ruffles, logrando con ello más de 56 millones de reproducciones?

Target, una de las cadenas de tiendas más populares dentro de Estados Unidos, lo logró y el hecho comprobó la efectividad de los contenidos vinculados a una marca y su impacto en el consumidor. El branded content es una estrategia sumamente exitosa, sin embargo, la necesidad de experiencia ha llevado a probar otros recursos.

Dentro de estas pruebas han surgido apuestas como el storydoing, una idea que ha venido a transformar la manera en que los consumidores piensan a las marcas, cuando estas hacen realidad la historia de sus productos.

Algo que es importante en el storydoing, es que no hay que confundirlo con la colaboración con embajadores de marcas que ha llevado a muchas compañías, a pensar en las historias que estas personalidades cuentan en sus redes sociales. El storydoing no es colaborar con un influencer, que comenta en su cuenta de Instagram lo delicioso que es tu café cuando lo bebe por las mañanas.

El storydoing es transmitir el valor de tus productos, tal como ha hecho Nivea, especializándose en esta estrategia, para resaltar la usabilidad de sus bloqueadores solares y desodorantes.

Para lograrlo ha hecho pasar momentos de gran estrés a personas que esperaban su vuelo, simulando situaciones en las que aparentemente son buscados por las autoridades. Al final, la marca revela que es un montaje y que la sudoración provocada por el incidente pudo haber sido evitada con sus productos.

En otro de sus ejemplos, diseñó muñecos de plástico sensible a los rayos ultravioleta, para demostrar la necesidad de usar bloqueador solar a bañistas que se encontraban en una playa.

Para hacer que las emociones que transmiten las marcas determinen pautas ganadoras en el mercado, el vivir su oferta de productos e identidad como marca nos obliga a tomar en cuenta acciones que hacen de la creatividad una poderosa herramienta que logra materializar los esfuerzos de interpretación de ofrecer una experiencia con base en los valores con que se cuentan.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299