Ya lo dijeron las previsiones lógicas, IAB Spain, como cada año, en el Top Tendencias Digitales de cara al 2019, que entre las 10 cartas que podrían ser las ganadoras en las apuestas del marketing digital está la data.

Un 59 por ciento de los estrategas en el mundo prevé que será primordial para las agencias, mientras que otro 55 por ciento opina que lo será para las marcas y empresas.

La fuente indicó que “para mejorar la calidad de la data se ha creado el nuevo KPI, “Effective On-Target CPM”, que muestra el verdadero precio que se paga por impactar al público objetivo, y que ganará más relevancia en comparación con el CPM tradicional”.

Con este KPI, aunque los anunciantes y agencias paguen inicialmente un precio premium para activar datos de calidad en sus campañas, el precio se verá más que compensado debido a la reducción de impresiones fuera del target.

Por tanto, la data es considerada clave en las previsiones en marketing digital, que indican un alza en la inversión de la estrategia este año.

“Los datos son el activo estratégico de las compañías por excelencia”, Christian Gardiner

En este sentido, la intervención de los datos es cada vez más especializada; por ejemplo, este segmento arranca con inclusiones como la del multilingual SEO, en donde las agencias de marketing tendrán que aumentar su inversión, para lograr que la interacción con la voz que está ordenando sea eficiente no sólo en las acciones con que las marcas responden a estas órdenes, sino en la data que se va generando.

Data driven y data lead

Pero por ello hay que tener claras dos tendencias: data driven y data lead. La primera es una estrategia, método y cultura empresarial basada en datos, para generar productos y servicios adaptados posible a las necesidades de los clientes lleva, por medio de una inversión considerable que descarta en gran parte a las empresas medianas y pequeñas, pero que brinda una ventaja para las grandes.

Una vez teniendo los datos, estos deben ir más allá de lo que se hace actualmente con ellos, por medio de la ciencia de datos, trabajarse sectorialmente y con mayor profundidad, para así potenciar y desarrollar nuevas capacidades de exploración y explotación del conocimiento, y crear productos y servicios de valor añadido.

En tanto, un enfoque de este estilo permite que las empresas examinen y organicen sus datos con la meta final de mejorar su atención al cliente y consumidor final. Lo logra al utilizarlos para impulsar sus acciones, y finalmente ahondar en customer centric.

En contraste…

Data lead, en contraste, sostiene que los datos son únicamente una especie de fotografía instantánea de la realidad y que por ello, no muestran la imagen completa del viaje del cliente y su comportamiento, lo que hace indispensable utilizar otros factores para ayudar a tomar mejores decisiones, incluyendo el juicio.

Considera fundamental el razonamiento humano y las pruebas exhaustivas para evaluar, así como asumir riesgos cuando sea necesario.