Una de las pláticas que llamaron la atención en durante esta edición de Cannes Lions fue la impartida por Camila Cabello, cantante y compositora cubano-estadounidense que compartido con los delegados del festival cómo se vive la creatividad desde la industria musical.

Acompañada por la directora de contenido de Spotify, Dawn Ostroff, en una charla moderada por la editora de Variety Shirley Halperin, la artista debatió sobre la nueva era que vive el sector de la música con la llegada de las nuevas plataformas para consumir este tipo de contenidos.

De esta manera, la directiva de Spotify aseguró que estos nuevos espacios de entretenimiento son importantes por que “todos somos multitarea en estos días y el audio es muy íntimo. Ya sea una canción o un podcast, la intimidad del medio es lo que creo que es realmente tomar a las personas por sorpresa. Sientes que eres parte de algo o que alguien te está hablando o cantando directamente. Es una experiencia personalizada”.

En este sentido, tal como lo expuso Cabello, la producción de contenidos musicales debe estar centrada en una fuerte narración de historias, esto es lo que hace que una pieza conecte de manera emocional con la audiencia. Sin duda, se trata de una observación que la mercadotecnia no debería de perder de vista.

No obstante, es reconoció que no se trata de hacer música sólo por hacer y para todo el mundo. Entender al público que se quiere tocar es clave para garantizar el éxito, lo cuál debe acompañarse de una gran honestidad sobre aquello que se quiere transmitir.

“Para ser honesta, no escribo canciones para una audiencia global, sólo escribo lo que me parece bien. Si intentas hacer algo para todos, haces algo para nadie”, detalló.

Esto le ha permitido establecer una relación duradera y de compromiso con sus fans de valor. DE hecho, como ella menciona “tengo una relación bastante dura con mis fans. Algunos de ellos los conozco desde que tengo 14 años. Hemos crecido juntos y ellos realmente se preocupan por mí como persona”.