¿Qué debes dejar de hacer para mejorar tu ranking en buscadores?

Search Engine Journal reporta que el 70 por ciento de los clics en un enlace que aparece en el buscador son orgánicos.

Un buen posicionamiento en los distintos rankings presentados por motores de búsqueda como Google, Yahoo o Bing, es de suma importancia para dirigir tráfico al sitio web y dejar de depender tanto de las campañas pagadas, las cuales, si bien tienen beneficios destacables, representan un gasto importante. Tan solo en 2018, Statista estima que los ingresos percibidos por Search Advertising o publicidad en buscadores ascenderán a 127.4 mil millones de dólares, donde el principal beneficiado es Google.

Sin embargo, existen datos que pueden hacer dudar sobre el aporte de una estrategia de Search Engine Marketing en cuanto al retorno de inversión ya que datos de Search Engine Land destacan que entre el 70 y 80 por ciento de los anuncios pagados son ignorados al tiempo que el Search Engine Journal reporta que el 70 por ciento de los clics en un enlace que aparece en el buscador son orgánicos. A lo anterior se suma otro reporte de HubSpot, el cual menciona que 75 por ciento de los usuarios nunca pasan de la primera página de resultados arrojados por un motor de búsqueda. Con esto, todo parece apuntar a que la optimización para motores de búsqueda parece ser lo más adecuado y es por ello que se recomienda dejar de realizar determinadas acciones para impulsar al sitio y páginas dentro de los distintos rankings.

¿Qué debes dejar de hacer?

Utilizar títulos deficientes: Por una parte, los títulos son de suma importancia para mejorar las probabilidades de que las personas hagan clic en el enlace, esto no quiere decir que se deba generar clickbait pues las cosas podrían resultar peores. Las etiquetas de título aún son importantes pues influyen en la visibilidad, las visitas y la difusión. Por otra parte, los encabezados destacan por su importancia para ayudar a comprender de que se trata el contenido en una página y por ello se deben emplear de forma adecuada.

Realizar textos cortos: Aunque poco a poco se vuelve más importante la calidad y relevancia del contenido, es importante saber que la cantidad de texto aún es óptima para que un motor de búsqueda determine si se trata de un sitio que no está del todo mal y lo puede posicionar mejor en los resultados.

Mantener una arquitectura de sitio pobre: Una pobre organización puede llevar a una mala experiencia para los usuarios, algo que sin duda afecta al sitio y los negocios que dependen en gran medida de éste, pero también es malo para el SEO pues cuando un usuario no logra encontrar lo que busca el ranking de las páginas puede bajar.

No dar importancia al diseño responsivo: Como ya se ha mencionado antes, el mundo digital avanza en un sentido que cada vez se enfoca más en la parte móvil. Esto es algo que Google ya sabe y es por ello que el Mobile First Index es una realidad. Las empresas que no prestan atención al diseño responsivo de sus sitios web y emplean acciones como la gestión del mismo contenido en sus versiones móviles y de escritorio, se encuentran en una total desventaja.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299