8 puntos clave para usar la cuenta de Twitter de tu marca

8 puntos clave para usar la cuenta de Twitter de tu marca

Dado que las marcas deben llegar a los espacios donde sus consumidores se encuentran, contemplar el trabajar en redes sociales como Twitter, que no precisamente destacan por la gran cantidad de usuarios activos diarios (los cuales son 126 millones según datos de la propia red social), y saber cómo hacerlo se puede considerar de suma importancia. Si los consumidores o clientes de tu compañía se encuentran en esta red social será necesario que sepas cómo conseguir resultados, por ello, a continuación te diremos cómo usar la cuenta de Twitter de tu marca.

¿Cómo usar la cuenta de Twitter de tu marca de forma correcta?

La respuesta a esta pregunta la comparte HubSpot desde su blog, de acuerdo con la plataforma, si una marca quiere trabajar adecuadamente, esto es lo que debe hacer para usar la cuenta de Twitter de su marca:

  • Construir un perfil que sobresalga

El punto de partida para usar la cuenta de Twitter de la marca o empresa está en hacer que esta misma luzca lo suficientemente bien para sobresalir de entre los competidores. Para cumplir este punto se debe personalizar el perfil para hacerlo más atractivo.

Las marcas con presencia en Twitter deben colocar imágenes atractivas en el apartado de la portada y en su imagen de perfil. Particularmente la imagen de portada es una que se presta muy bien para trabajar de forma creativa. A esto se suma el hecho de que se debe tener un “handle” o nombre de usuario que sea extremadamente relevante para la compañía, ya sea el propio nombre de la marca o empresa o algo relacionado si es que ese nombre ya está en uso, por ejemplo, si @Merca20 ya está en uso, se puede podría optar por @RevistaMerca20

Otros puntos a contemplar apara hacer que el perfil sobresalga son el trabajar con la descripción, el enlace al sito y la función de fijar tweets en la parte superior del perfil.   

  • Añadir valor con el contenido

Como segundo punto importante a destacar para usar la cuenta de Twitter de la marca está el trabajar en contenidos que sean de valor para la audiencia o público objetivo de la marca. Añadir valor al contenido de Twitter es similar a añadir valor a otros contenidos de marketing. La idea general es no perder de vista a los buyer personas al momento de crear materiales para esta red social pues así se logrará hablarles directamente y conseguir resultados.

Es recomendable que las marcas se pregunten si los contenidos que publicarán en esta red social representan una nueva idea relevante, si son entretenidos o educacionales. Si no tienen alguna de esas características es probable que no funcionen.

  • Optimizar el contenido

Una vez que el contenido empleado para usar la cuenta de Twitter de la marca está listo, es necesario optimizar las cosas para que las personas lo vean. Para cumplir esta tarea se puede recurrir a diversas acciones.

La primera de ellas sería apalancar los hashtags que resulten relevantes y emplearlos de forma moderada para no parezca spam. La segunda sería considerar la frecuencia de las publicaciones o determinar la cantidad adecuada de las mismas en cierto periodo de tiempo. Según lo comparte la fuente, 92 por ciento de las compañías publican más de una vez al día, 42 por ciento lo hace de una a cinco veces y 19 por ciento lo hace de seis a diez veces al día.

  • Interactuar con la audiencia

Con el contenido de valor optimizado y un perfil destacable de entre la competencia, la siguiente recomendación a seguir para usar la cuenta de Twitter de la marca o empresa consiste en prestar atención a las interacciones y participar en ellas. Para toda compañía se puede considerar crítico el interactuar regularmente con la audiencia, ya sea mencionándolos en los tweets, respondiendo a sus comentarios o incluso haciendo acciones más entretenidas, como desarrollar un concurso.

  • Monitorear a la marca

Como quinta recomendación para trabajar adecuadamente con la cuenta de Twitter de la marca o empresa se encuentra el monitorear la firma en esta red social y a la audiencia. Desarrollar este punto implica poner en marcha acciones como el social listening, el cual permitirá crear el tipo de contenidos y desarrollar incluso mejoras para el producto o servicio que los consumidores quieren, también para mejorar la experiencia de los consumidores y modificar la estrategia para adecuarse mejor a las necesidades de los consumidores.

  • Medir los resultados

Tras implementar las recomendaciones anteriores, lo siguiente que tiene quehacer una marca para usar la cuenta de Twitter de forma correcta es medir sus resultados.

Cuando se tienen objetivos y metas implementadas, es fácil seguir o medir los resultados del rendimiento que se está teniendo en esta red social. El tener metas también ayuda a determinar con mayor precisión si la estrategia está funcionando y puede ayudar a llegar al lugar correcto con la marca.

La buena noticia para las marcas es que Twitter cuenta con su propia herramienta para medir los resultados, dentro de la plataforma se encuentra Twitter Analytics, un espacio desde el que se pueden consultar distintos KPIs y métricas. Lo ideal para guiarse es no prestar tanta atención a las ya conocidas métricas de vanidad.

  • Usar una herramienta

Si realmente se quiere trabajar de forma más eficiente en Twitter, vale la pena seguir esta recomendación que se puede considerar adicional. Una herramienta para Twitter se refiere a una plataforma desde la cual gestionar el perfil desde distintas formas, por ejemplo, desde la cual programar contenidos para compartir con el público o desde la cual estar al tanto de todas las menciones y respuestas que llegan a este canal de la compañía.

  • Aventurarse con la publicidad

Finalmente, y también como recomendación adicional para usar la cuenta de Twitter de la marca de forma más efectiva, es importante considerar la publicidad en esta red social.

En Twitter las marcas pueden optar por el desarrollo de promociones de tweets o apalancar los Twitter Ads para desarrollar campañas e impulsar sus números de forma significativa para cumplir metas.