• El reporte de OfCom también apunta que la TV tradicional también está sufriendo una reducción en su nivel de audiencia

  • Por su parte, la radio conserva tanto el tamaño de su población objetivo como el tiempo de escucha por sesión

  • Y así como otras firmas, la organización previó un crecimiento significativo en la publicidad digital

Es posible que el mercado de la publicidad tradicional esté en aprietos por los canales digitales, pero no afecta a los conglomerados mediáticos. Cuando menos, no a aquellos en Reino Unido. Un estudio de la firma OfCom apunta que estas compañías han reducido sus ingresos por anuncios en sus unidades de TV y radio. Al mismo tiempo, la riqueza y valuación se han mantenido creciendo a un ritmo constante. Esto, debido a la diversificación.

De acuerdo con la investigación, la TV ocasionó pérdidas por cuatro por ciento en publicidad. Por su parte, la radio local fue responsable de un déficit del 11 por ciento con respecto al año pasado. Pero ambas fueron compensadas por actividades como compras y patrocinios por televisión. También competiciones al aire y sponsorships radiofónicos mantuvieron los ingresos de estas cadenas. Al mismo tiempo, se registró un incremento en el uso de la banda ancha británica.

¿Cómo escapar del apocalipsis de la publicidad?

Mucho se ha hablado de cómo digital acabará con canales más antiguos. Un reporte en abril apuntó que los usuarios habían desarrollado una aversión a ciertos formatos de publicidad para audio. La información fue rápidamente puesta en duda dos meses después. Para el segmento TV, varios esfuerzos también se han esforzado en demostrar las desventajas de los formatos tradicionales. Pero algunas compañías incluso le han robado terreno al streaming.

El estudio de OfCom es revelador en varios aspectos. Contrario a lo que parecen sugerir otras firmas, ni la TV ni la radio están “envejeciendo”. Al contrario, parecen estar evolucionando y encontrando un nuevo nicho dentro de la industria de la publicidad. Es evidente que su rol jamás volverá a ser tan relevante como antes. Pero ciertamente tienen un espacio a futuro.

Asimismo, muestra cuál es la clave para sobrevivir al “apocalipsis” de la publicidad. Estos conglomerados en Reino Unido no están limitándose a los mismos esquemas comerciales. Están buscando cuáles formatos son los que más se diferencian de las propuestas digitales. Es en esta diversificación de contenidos que pueden sobrevivir al avance de los formatos de redes sociales y motores de búsqueda que están “robándose” los presupuestos.