Durante las primeras semanas de este año, muchos fueron los cambios que se registraron en las plataformas de interacción social. Desde Facebook hasta Youtube pasando por Instagram las modificaciones que vivieron las principales redes sociales prendieron la alertas entre los anunciantes, quienes encuentran en estos espacios una vía ideal para conectar con las audiencias meta que cada vez son más cercanas a estos espacios de comunicación.

Según cifras de un reporte realizado por Hootsuite y WeAreSocial, las redes sociales han penetrado en el 50 por ciento de la población mundial. De hecho, durante el 2017, hubo un crecimiento de 21 por ciento en la base de usuarios de redes sociales alrededor del mundo.

Ante este creciente mercado, las marcas invierten alrededor del 30 por ciento de su presupuesto en estrategias de marketing a través de redes sociales. Para ser más precisos, cifras de Brand Watch, refieren que alrededor del mundo más de 50 millones de negocios utilizan páginas de Facebook. Mientras que el 25 por ciento del tráfico que generan los negocios de ventas al por menor en línea viene de Pinterest, al tiempo que los tweets promocionados pueden aumentar hasta 25 por ciento las ventas de algún servicio y/o producto.

Uno de los grandes atractivos de las redes sociales era el gran alcance e influencia que se podía adquirir de manera orgánica. La inversión de las marcas era mínima y los resultados eran exponenciales en términos de exposición así como de alcance.

Redes Sociales

No obstante, ante la saturación de los medios y los cambios recientes en los algoritmos de entrega de información, este beneficio es cada vez menor. Las marcas ahora tienen que invertir mayores presupuestos para gestionar sus acciones en redes sociales, situación que con el paso del tiempo, sólo promete incrementarse.

El alcance orgánico es cada vez menor y las conclusiones de diversos estudios revelan que publicar en redes sociales sin pagar es cada vez más una perdida de tiempo. Si tienes dudas al respecto, compartimos datos que lo demuestran:

  1. Estimaciones de Hill Holliday revelan que el 50 por ciento de los consumidores de entre 18 y 24 años han considerado abandonar las redes sociales, al tiempo que un tercio de ellos ya ha dejado una importante red social de forma permanente.
  2. En América Latina, durante 2014 la inversión programática aumentó 67 por ciento para ubicarse en 836 millones de dólares, al tiempo que para 2018 se espera que este tipo de comercialización de publicidad represente el 61 por ciento del capital invertido en display, según cifras de Magna Global.
  3. El volumen de publicaciones por marca y red social creció en promedio 35 por ciento durante el último año, el índice de interacciones presentó una caída del 17 por ciento, según una investigación realizada por TrackMaven.
  4. Desde Social Media Examiner, indican que el 53 por ciento de las empresas asegura que durante los siguientes meses aumentará el presupuesto destinado en Facebook Ads, mientras que el 38 por ciento lo hará en Google Ads y el 31 por ciento en Twitter Ads.
  5. De acuerdo con cifras de Unmetric, entre mayo y julio de 2016, se estimaba que el 3 por ciento de las marcas que conseguía mayor engagement en redes sociales, lo logró un 80 por ciento de posts de pago.
  6. El 59 por ciento de las empresas con más de mil empleados aseguran que la promoción de sus marcas en redes sociales no representa un ahorro debido a las inversiones necesarias para afinar cada campaña ejecutada, según Social Media Examiner.
  7. Una investigación firmada por Kantar TNS, indica que el 26 por ciento de los usuarios a nivel mundial afirma que no hace caso a los mensajes que las marcas lanzan en redes sociales de manera orgánica.