Publicaciones comprables: la tendencia en redes sociales

10 tips para tener una descripción exitosa en las publicaciones de Instagram
Imagen: Bigstock

El número de usuarios de redes sociales registraría alrededor de 2.77 mil millones este año en el mundo, frente a los 2.46 mil millones en 2017. Ese año, el 71 por ciento de los usuarios de internet eran usuarios de redes sociales, de acuerdo con eMarketer.

Según un estudio de Statista, que consideró a 5 mil 700 profesionales del marketing en el mundo, las principales funciones de las redes sociales son el incrementar la exposición (87 por ciento), crecer el tráfico (78 por ciento) y generar leads (64 por ciento). Todo esto son las redes sociales para las marcas, pero ahora también fungen como un puente directo con el consumidor.

Los estrategas están acostumbrados a ver a las redes sociales como un lienzo para el contenido, sobre todo para videos que puedan enganchar y entretener al consumidor, pero que al final coloquen las marcas en su mente. Mucho hemos hablado sobre esto y su alcance macro, incluso social Media Examiner señala su relevancia para desarrollar seguidores leales (63 por ciento) y que proporcionan una visión del mercado (54 por ciento).

Sin embargo, las plataformas no sólo sirven para eso, es más, cada vez menos desde la perspectiva de las grandes marcas.

Twitter, Publicis Media y los socios de investigación Firefish y The Numbers Lab encuestaron a casi mil 500 personas que usaron Twitter, Facebook, Instagram y YouTube el año pasado, utilizando encuestas cualitativas y estudios cuantitativos (en línea) para conocer si realmente hay un impacto de la publicidad en ellas.

Twitter, que tiene en el mundo más de 330 millones de usuarios, es una red social de “mira esto”; es decir, donde las personas se conectan con eventos en el mundo que les rodea, según el 81 por ciento de los encuestados.

Facebook e Instagram son plataformas de “mírame”, ve qué rico como, qué bien me la paso, a dónde viajo, dónde estoy, con quién estoy, etcétera.

YouTube, que este año registraría 1.68 mil millones de usuarios a nivel global, es un espacio de preparación para los usuarios, pues el 54 por ciento de sus usuarios acuden a él para conocer sus pasiones y encontrar otras nuevas.

Pero todas coinciden en un punto: son los nuevos puntos de venta de las marcas. Previamente el contenido colocado en ellas tenía un call to action o un paso siguiente a e-commerce y lograba cumplir con el objetivo de toda marca que son las ventas. Pero, actualmente las propias publicaciones son comprables.

Es decir, cuando colocas una store puedes poner el call to action directamente, de la misma manera y con mayor frecuencia en las publicaciones. Facebook, Instagram, YouTube y Twitter venden directamente porque ofrecen cada vez más herramientas para eso.

Los likes son cosa del pasado, por eso Instagram, por ejemplo, permitirá que des like a las publicaciones, pero no verás cuántos likes tienen y sólo sabrás el número y los usuarios que dieron me gusta a tus publicaciones, no a las de los demás.

Finalmente lo que enfocan son sus espacios de venta directa como Explore o Marketplace. La transformación de Twitter también ha comenzado; de hecho, atrajo la atención el cambio en el diseño para la versión de escritorio recientemente.

Podemos observar el timeline centrado, el contenido con mayor tamaño, como un zoom al anterior. El diseño es parte esencial para las redes sociales, pues puede determinar que la experiencia sea buena o mala para el usuario, algo determinante para continuar utilizándola o volverla obsoleta, o de plano para utilizarla.

El exigente consumidor quiere que se vea bien, sea fácil de usar, útil, entretenido, gratuito y ahora también un espacio en del que no tengan que salir para comprar, que el servicio sea sencillo y rápido, ¿las marcas están listas para esto?