Protestantes regalan Pepsi a policías y la crisis regresa a la marca

  • Botellas de Pepsi están siendo regaladas por protestantes a policías, como una parodia de la pésima campaña que la marca lanzó en 2017.

  • En esa campaña protagonizada por Kendall Jenner, tanto la marca como la modelo vivieron una crisis de marca.

  • La crisis de marca continúa para la marca y la alerta de que el consumidor no olvida una mala estrategia.

Las protestas que se están intensificando en Estados Unidos nos recuerdan el poder que tiene la ciudadanía y nos advierten lo relevante que es el espacio exterior, para poder comunicarnos.

Estos fenómenos son importantes recordatorios de lo necesario que son los medios exteriores y aún más, lo indispensable que es una correcta estrategia de comunicación, que ayude a los consumidores a comunicarse.

Este es el caso de marcas como Pepsi, que siguen viviendo una crisis de marca después de que una campaña en 2017 sigue provocando estragos en su imagen, pues ahora protestantes están reviviendo el error que la firma cometió en una pésima campaña publicitaria.

Un libro para que vendas en redes sociales

Protestantes están regalando Pepsi

Conforme han avanzado las protestas contra el asesinato del afroamericano George Floyd en manos de un policía, Pepsi está reviviendo una crisis de marca por una mala campaña que el consumidor aún no olvida y que tres años después sigue causando un dolor de cabeza a la marca.

El comediante Everett Byram revivió esta pésima campaña al acercarse a un agente de Los Angeles Police Department y le ofrece un refresco de la marca.

La acción es una parodia de la polémica campaña protagonizada por la modelo Kendall Jenner, que en su momento provocó gran revuelo al mostrarla salir de una sesión fotográfica en la que se desprende de una peluca rubia.

Apple da lección a empresas que quieren a sus empleados de vuelta en las oficinas

Cuando vuelve a su pelo negro, Jenner se une a una manifestación en donde toma una Pepsi y obsequia una bebida a uno de los policías, lo que se convirtió en una pésima acción en contra del movimiento Black Lives Matter, que se vivía en esa fecha.

En su parodia, tres años después, Byram camina hacia la policía y le ofrece la Pepsi, luego de que aseguró que era una Kardashian y ofreció la bebida a los agentes, cuando uno de ellos le dijo que no tomaba refrescos.

Otro de los incidentes reportados por The New York Post refiere que un manifestante ofreció una Pepsi a uno d los policías, en un instante que quedó capturado en Twitter.

Apple tuvo una idea que pronto todos imitarán

El consumidor no olvida

La parodia de un comediante y de prostestantes que se están acercando a policías ofreciéndoles Pepsi son un recordatorio de que los consumidores no olvidan y lejos de olvidar se convierten en grandes críticos de las marcas que cometen errores en sus estrategias de marketing y publicidad.

Este tipo de errores se convierten en importantes recordatorios de lo relevante que es hoy en día poder entender qué elementos hacen de una estrategia de comunicación efectiva, pues de lo contrario solo se logra afectar la reputación de una marca y la relación que mantiene con el consumidor.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299