Pros y contras de las estrategias de relaciones públicas en épocas navideñas

Es por todos sabido que el mes de diciembre, particularmente semanas antes y durante las fiestas decembrinas, es el que mayor consumo genera para las marcas. Un estudio realizado por el Departamento de Investigación de Merca2.0 encontró que la mayoría de los consumidores mexicanos gasta entre tres mil y cinco mil pesos en regalos navideños.

En cuestión de estrategias de mercadotecnia y publicidad, las firmas se preparan todo el año para generar tácticas novedosas con las que puedan lograr algún tipo de exposure dentro del intenso bombardeo publicitario que se genera en estos tiempos, pues al ser el mes del año en el que circula más dinero y se realiza el mayor número de compras, todos trabajan por un pedazo de este millonario pastel.

De acuerdo a la consultoría Kantar Worldpanel México, en el mes de diciembre los mexicanos gastamos 8.7% más dinero que en el resto de los meses del año. En épocas decembrinas, el ticket de compras promedio aumenta un 12% y los consumidores compramos 7.3% más mercancía.

Sin embargo, si hablamos de tácticas y estrategias de relaciones públicas, enfocadas a contenido editorial, sobre todo a aquellas que se enfocan a que los clientes tengan presencia en los espacios editoriales de los medios de comunicación, la situación suele ser algo distinta a lo que se hace en mercadotecnia.

Las relaciones públicas, en sus labores de perseguir espacios mediáticos, se encuentran sujetas a los calendarios de los medios de comunicación, que suelen regirse tanto por efemérides y festividades, como del acontecer diario en los diversos sectores.

Podemos decir que la temporada navideña es una temporada baja en cuanto a agendas informativas, pues en sectores como el político y de negocios, existe poca información relevante; el periodo vacacional se hace presente y ocurren pocas noticias destacables.

Lo anterior resulta una gran ventana de oportunidad para buscar presencia en los espacios editoriales, sobre todo si se trata de marcas de consumo y más aún si tomamos en cuenta los canales que nuestro público objetivo utiliza para informarse. Un estudio realizado por ofertia.com.mx en 2016, reveló que 60% de las personas que busca información de un producto, lo hace a través de internet.

Además, la realidad es que los medios de comunicación no descansan en un periodo vacacional como tal (la mayoría de los periódicos se publican los 365 días del año y los portales informativos nunca dejan de subir información), por lo que siguen necesitando llenar sus espacios, aunque la cantidad de noticias disminuya considerablemente.

Esta realidad significa una oportunidad para las marcas que implementan estrategias de relaciones públicas, ya que es el momento idóneo para figurar con una historia que interese a los medios y a su target, aunque necesariamente deberá ser una historia generada bajo un enfoque navideño.

Por otro lado, existe también una oportunidad en la parte de relaciones públicas que concretan alianzas estrategias e intercambios, la época decembrina también es una excelente oportunidad de lograr este tipo de acuerdos, pues muchas marcas ofrecen atractivas promociones para estimular la compra. Por lo que no debemos descartar una opción de este tipo para futuras estrategias.

Según cifras difundidas por Billpocket, los mexicanos somos capaces de gastar un poco más de 6 mil pesos en regalos navideños, sin contemplar los alimentos para las cenas de Nochebuena y Año Nuevo. De acuerdo con los mismos datos, las categorías de más ventas son el calzado, la ropa, los electrónicos y los juguetes, sectores con amplias oportunidades en esta temporada.