Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Pronto, la Big Tech podrían dejar de comprar startups por culpa de una nueva propuesta de ley

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Varios ministros de la UE han llamado a las autoridades del bloque a poner más barreras a las “compras de muerte” que hacen las Big Tech
  • El grupo GAFAM se compone de las principales Big Tech del mundo: Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft

  • Todas estas empresas regularmente compran startups y compañías en varias partes del mundo, presuntamente para reforzar su negocio

  • Sin embargo, los reguladores temen que estas operaciones en realidad sean una forma más barata de eliminar a la competencia

Una de las formas más efectivas que tienen las Big Tech de mejorar sus capacidades es con la compra de startups prometedoras. Pero la Unión Europea (UE), en datos de Reuters, está lista para poner barreras a estas adquisiciones. En conjunto, los ministros de Economía de Francia y Alemania, el secretario de Estado francés y la ministra de Temas Económicos de Holanda pidieron limitar estas fusiones. Esto, para evitar la “muerte” de posibles, futuras nuevas rivales.

De acuerdo con Peter Altmaier, Bruno Le Maire, Cedric O y Mona Keijzer apuntaron que podría usarse la Acta de Mercados Digitales (DMA) para limitar el poder de las Big Tech. Expertos han acusado a estas marcas de comprar startups que podrían crecer para rivalizar su poder solo para eliminar el riesgo a futuro. Los legisladores, en este contexto, creen que deberían ponerse nuevos límites a la adquisición de marcas de poca capitalización, pero con un gran potencial.

También se quieren agregar nuevas pruebas para las Big Tech, con el objetivo de detectar y evitar con mayor eficacia las actitudes “rapaces”. La propuesta de estos funcionarios se da en el marco de una serie de discusiones esperadas entre la Comisión Europea, los países de la UE y sus representantes. La idea es debatir y encontrar un punto de acuerdo para la DMA, con el fin de aprobarla e implementarla en todo el bloque, con algo suerte, a partir del próximo año.

Un riesgo real para las Big Tech

La idea de limitar la interacción entre las gigantes tecnológicas y estas startups nacientes es parte de una discusión más grande en la UE en términos de competencia. Como lo apunta TechCrunch, los reguladores del Viejo Continente ya están revisando otras formas de limitar la capacidad de sus rivales para dar servicios viables a los consumidores. Por ejemplo, dándole a sus apps ventajas sustanciales dentro de sus ecosistemas, donde co-existen con terceros.


Notas relacionadas

Conceptos clave para invertir en acciones: ¿Qué son las fusiones y adquisiciones?

Fusiones y adquisiciones en el país se frenan, ¿cómo entender este indicador?

Fusiones y adquisiciones enfrentaron un difícil 2017 en México

 


Pero estas “compras de muerte”, como también algunos expertos las llaman, se han vuelto un tema particularmente espinoso. Y no es un tema que solamente le interese a los reguladores de la UE. De acuerdo con Wired, el proceso que lanzó la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos (EEUU) contra las Big Tech en 2020 también se centró en este tema. Hasta se le considera el tópico que puso sobre la mesa. la posibilidad de romper a estas gigantes.

Sin embargo, hay quienes advierten que este enfoque podría ser particularmente peligroso para el futuro del mercado. De acuerdo con Fortune, imponer límites a las adquisiciones no solo afectaría a las Big Tech, sino también a las mismas startups. Esto, porque la mayoría de las compras y fusiones se realizan entre empresas de menor tamaño, dándole un impulso al ecosistema emprendedor. Así que las repercusiones podrían ser graves con un plan amplio.

Casos recientes de preocupación

Sea como sea, es indudable que las autoridades (tanto de la UE como de EEUU y el resto del mundo) tienen en la mira las fusiones y adquisiciones entre Big Tech y startups. Hay varias muestras recientes que demuestran este temor generalizado. Por ejemplo, el año pasado Google y las autoridades europeas pelearon por meses sobre la compra de Fitbit. Al final, se acordó que la compañía tendría que aplicar algunas restricciones en el uso de datos médicos.

Algo muy similar ocurrió en Reino Unido con Facebook. Las autoridades británicas le pusieron el pie a la red social de Mark Zuckerberg por la compra de Giphy, una de sus más grandes adquisiciones. La institución de competencia del país afirmó que esta fusión podría pasar a la historia como una de las más importantes del entorno Big Tech. Esto, porque tenía el potencial de consolidar el posicionamiento de esta red social como líder de publicidad digital a futuro.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados