Profeco alerta por posibles fallas en autos de Ford, VW y Jeep

Teddy Leung / Shutterstock.com

La eficiencia y confiabilidad de los vehículos son algunos de los principales factores que influyen en la buena o mala imagen de una automotriz, si uno de ellos no ofrece al consumidor lo que promete, puede jugar en contra de la marca.

Este día la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emitió una alerta en la que advierte a propietarios de autos de las marcas Ford, Volkswagen y Jeep -parte de Fiat Chrysler-, por posibles fallas en algunos modelos.

La dependencia federal indicó que los modelos afectados de Volkswagen, son el Passat CC y Tiguan 2016, en ambos casos detalla que existe riesgo de que se desactive el seguro para niños ocasionado “por un problema en el anclaje del sistema de seguridad de las puertas traseras”. En total se comercializaron 574 unidades.

En tanto, la alerta correspondiente Fiat Chrysler, corresponde al modelo Jeep Grand Cherokee 2014 y 2015, del cual existen en circulación más de 16 mil SUV en el país. En este caso se detectó un fallo en la transmisión que puede ocasionar “un desplazamiento inadvertido del vehículo”.

Mientas que para Ford, la Profeco indica que su modelo Escape (del 2008 al 2011) presenta una falla en el Sistema de la Dirección Asistida Eléctricamente (EPS) “que puede ocasionar que el volante se quede rígido cuando el vehículo está en conducción”.

Cabe destacar que los tres casos se dieron a conocer por informes de las automotrices al organismo federal, y en ninguno de ellos se tiene registro de algún incidente que resultara en perjuicio de los consumidores.

La imagen de las compañías se ve directamente afectada con este tipo de sucesos, aunque el que hayan sido las propias marcas las que notificaran a las autoridades debe considerarse como una acción acertada, de esta forma pueden reflejar al consumidor la imagen de que dan seguimiento a sus vehículos como parte de un compromiso con sus clientes.

También vale la pena mencionar que no es la primera alerta que emite la Profeco en este año, recientemente hizo un llamado a revisión para los Prius 2016 y 2017 de la marca Toyota, por un defectos en el freno de mano.

La firma japonesa antes había recibido una sanción por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), por incumplimiento de las normas ambientales establecidas por la regulación mexicana.

Regresando la alerta de la Profeco, es probable que las marcas involucradas no sufran impactos significativos, pues Volkswagen tercer compañía con mayores ventas en México con 13.8 por ciento de las unidades vendidas, mientras que Fiat-Chrysler es cuarta con 6.5 por ciento, Ford es sexta con 6.1 por ciento, de acuerdo con datos (a junio de 2016) de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

 

Imagen: Shutterstock