Probaron la seguridad del Kia Rio Sedán hecho en México y…

La prueba de seguridad del KIA Rio Sedán mexicano no es óptima, pero el resultado es mucho más alentador que la versión coreana. Además: cómo le fue a la Chevrolet N300 china y el Fiat Mobi brasileño.

Las pruebas de seguridad de los carros son una manera de controlar que los avances en el mercado vehicular no sólo sea en aspecto, eficiencia, consumo y velocidad. La protección hacia las personas transportadas es responsabilidad de fabricantes y gobiernos.

Las últimas pruebas de Latin NCAP sobre autos nuevos que se comercializan en Latinoamérica y el Caribe se dieron a conocer esta semana y son tres: el Kia New Rio Sedán fabricado en México, la van Chevrolet N300 manufacturada en China y el brasileño Fiat Mobi. ¿Cómo les fue a cada uno?

Kia New Rio Sedán hecho en México

Empecemos por el Kia New Rio Sedán mexicano. Si bien logró dos estrellas para protección de ocupante de adulto y dos estrellas para protección de ocupante infantil, el resultado es muy superior al que en marzo pasado alcanzó la versión coreana del vehículo, que había obtenido cero estrellas en el primer caso y una estrella para el pasajero infantil.

Volviendo al Kia producido en la planta de Pesquería, Nuevo León, el análisis de Latin Ncap dice que “la estructura en el choque frontal se la considera estable” y que “mostró un buen desempeño en el impacto lateral”. Sin embargo, critica la falta de airbags laterales, “que limita su capacidad para ofrecer una mejor protección”. Además, el modelo no ofrece frenos ABS ni Control Electrónico de Estabilidad (ESC) como equipamiento estándar, “lo que sorprende ya que es un nuevo modelo de un segmento muy competitivo que en otros mercados ofrece ESC, más bolsas de aire y aún más seguridad”.

Chevrolet N 300 (China)

Esta minivan producida en China obtuvo resultados pésimos porque ofreció una podre protección en la prueba de impacto frontal: cero estrellas de protección para el ocupante adulto le dio el análisis de la Latin NCAP; y una estrella para el ocupante infantil. El informe habla de “falta de bolsas de aire” y de “estructura inestable” con “alto riesgo de lesiones”. Además, ambas puertas laterales del lado impactado se abrieron durante la prueba de choque.

Fiat Mobi (Brasil)

Este auto producido en Brasil logró una estrella para protección de ocupante adulto y dos estrellas para protección de ocupante infantil. “El Mobi ofreció protección marginal al pecho de los adultos en la prueba de impacto frontal, ofreció estructura estable en choque frontal y en el impacto lateral la protección ofrecida al pecho del adulto fue pobre”, dice el informe.

También explica que “la puerta trasera se abrió durante la prueba de choque de impacto lateral exponiendo a los ocupantes a potenciales riesgos”.


Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.